El senador Marcelo Romano es investigado por amenazar a dos policías - Mendoza Post
Miércoles 14 Ago 2019Miércoles, 14/08/19 atrás
porLeonardo Otamendi
Editor Post

El senador provincial de Protectora, Marcelo Romano, fue denunciado penalmente por haber amenazado a dos policías con hacerlos echar, según el testimonio de estos uniformados. El ahora también candidato a diputado nacional brindó otra versión, en la cual él se siente víctima de una extraña situación y negó, rotundamente, el relato policial: "Es mentira, absolutamente" .

Según fuentes policiales, el legislador habría tenido esa reacción amenazante hacia los efectivos porque a su hija, Martina Romano, le querían hacer una multa por conducción peligrosa. Esas fuentes le confiaron al POST que conducía su vehículo a unos 130 kilómetros por hora por el Acceso Sur, desde la altura del centro de Luján de Cuyo hasta Carrodilla.

Durante parte de ese trayecto, los policías persiguieron a Martina hasta que lograron ponerse a la par y pudieron medir la velocidad. Le hicieron detener la marcha para labrar el acta y hacerle el examen de alcoholemia. Pero repentinamente apareció su padre, justo el día que estaba muy atareado con los menesteres propios de las elecciones. Al respecto Romano aseguró: "Yo venía de San Carlos y de casualidad vi que estaba mi hija llorando, rodeada de cinco policías y el auto detenido. Ella no me llamó, justo la encontré y tengo de testigo a la persona que manejaba y pueden chequear mi teléfono", explicó el senador.

Marcelo Roman, José Luis Ramón, Carolina Montivero y Mario Vadillo festejando el 9% de los votos en la PASO.

Según las mismas fuentes, Marcelo Romano comenzó a "chapear" con su cargo y les habría dicho que no podían multar a su hija porque la Policía no tenía radar homologado. Le explicaron que se habían puesto a la par y de este modo pudieron medir a la velocidad que conducía. Pero el candidato de Protectora negó este episodio y dijo: "Mi hija anda en  un Renault Clio viejo, no tiene vidrios polarizados y no anda a 150 como me dijeron los policías. Ella estaba llorando, rodeada de cinco policías: la estaban bardeando, patoteando. Es una chica de 20 años que no usa piercing, ni tatuajes; jamás voy a consentir a un hijo mio en algo, que vaya preso", se quejó.

El dirigente de Protectora insistió con su breve argumentación sobre que no debían sancionar a Martina "porque ese auto no levanta esa velocidad", detalló Romano y agregó: "Me vinieron (los efectivos) a apretar ellos a mí y me pareció muy raro". Pero los policías declararon que el padre de la conductora les habría sumado la amenaza: "Los voy a hacer echar".

Siguiendo el relato policial, Marcelo Romano obligó a su hija a irse (aquí podría haber una impericia policial pero tal vez motivada por la amenaza) y no pudieron realizarse test sobre consumo de alcohol. Pero la versión del senador provincial choca con la de los efectivos y da cuenta que: "Yo no chapeé en ningún momento. Ellos me preguntaron a mí cómo me llamaba y les dije 'mi nombre es Marcelo Romano y lo demás pregúntenle al ministro (de Seguridad Gianni) Venier. Y les pregunté por qué la detuvieron, a  lo que contestaron que recibieron una llamada por teléfono del comando", aseguró.

Sin embargo, la multa por conducción peligrosa se la pueden aplicar igual a la joven, sobre todo teniendo en cuenta que la "carrera" ha quedado registrada por las cámaras del CEO.

La denuncia contra Romano cayó durante el turno de la fiscal Gabriela García Cobos que es quien investigará la supuestas amenazas,  según le confirmó al POST la coordinadora de los fiscales, María Teresa Day.

Al respecto, el senador se defendió y sostuvo que esto es una especie de venganza del Gobierno. Recordó que cuando la Infantería estaba en la Legislatura, él lo denunció y que Venier le dijo: "Ya te vamos a mandar un besito de la Policía".

Marcelo Romano insistió en que "me están buscando por todos lados" relacionando la infacción por conducción peligrosa de su hija con motivaciones políticas.