Lo que tenés que saber para no arruinar tu entrevista de trabajo - Mendoza Post
Post: Mendoza PostJueves 20 Jun 2019Jueves, 20/06/19 atrás

En el marco de una crisis económica galopante, conseguir un buen trabajo no es fácil y nadie quiere arriesgarse a dar una mala impresión en una entrevista de trabajo.

Por esto el especialista en Recursos Humanos, Sergio Pasquier, detalló en diálogo con Te digo lo que pienso -que se emite de lunes a viernes de 10 a 13 por radio Nihuil- los mejores consejos para tener una buena entrevista y no perder oportunidades.

Sergio Pasquier.

Sobre esta situación, Pasquier reconoció que "la gente busca porque no tiene trabajo o porque quiere modificar su realidad. No me gusta ver filas de 200 personas en mañana frías para conseguir un puesto. Hay diferentes formas de ordenarlo para que la empresa sea seria".

Luego detalló que para dar una buena impresión "lo primero que deben hacer es presentarse en forma adecuada, no como andan por la calle. No hay una segunda oportunidad para una primera mala impresión. Con el tiempo, te encontrás con jóvenes que llegan a una entrevista con barba de dos o tres días, no saben saludar. La primera impresión es fundamental, no hablo de usar traje y corbata, sino de estar limpio, ordenado. Uno piensa ?no puede ser, son profesionales' pero hay una dejadez en ese sentido. Cuando llega alguien así, un piensa que no están interesados".

"Si uno pasa esa entrevista, hay otro tema, y es que hoy se ve con mayor frecuencia el tema de adicciones en los jóvenes. Las empresas con una simple muestra de orina lo detectan. Si uno es un adicto, no podés manejar un camión de carga, no podes trabajar en la altura. Esto no se dice porque es políticamente incorrecto. Otro tema crítico es la obesidad y el alcoholismo, alguien que puede haber pasado las primeras instancias no da el perfil por el tema físico o las adicciones. Hay otro tema muy serio: se ha naturalizado el consumo de marihuana, que se ve como un cigarrillo corriente y no lo es. Políticamente no es correcto, nadie lo quiere decir, pero no hay que engañar a los jóvenes, tienen que saberlo", resaltó.

En este sentido destacó lo difícil es que un joven que no haya terminado el secundario consiga trabajo ya que en la actualidad es obligatorio, un requisito mínimo para cualquier trabajo.

En cuanto a las expectativas de los aspirantes afirmó: "Los que tenemos más años, tenemos que adaptarnos a la época moderna. Las cosas han ido cambiando, ni mejores ni peores, son distintas. Los jóvenes hoy lo plantean de esa forma y actúan así: se dan viajes, etc. Tenemos que acostumbrarnos a eso, a la flexibilidad del trabajo que se da hoy, los de las otras épocas tenemos que adaptarnos, no tenemos un empleado que se va a quedar con nosotros para siempre. Se van, vuelven y consiguen otro trabajo, a veces ni siquiera hay algo de por medio, solo cambian de trabajo. Están buscando un poco de satisfacción personal, una vida que los haga felices".

Esto último es fundamental para los jóvenes trabajadores: "Cuando uno elige lo que quiere hacer, es una bendición. La mayor cantidad de horas del día, las pasás en el trabajo. Y lo que le dedicás a tu familia, es el remanente. Por eso, si no sos feliz en el trabajo, estás perdido, te frustrás, eso uno lo puede ver".

En cuanto a la "sobrecalificación" de los profesionales para determinado puesto, Pasquier afirmó: "Desde la empresa, no querés una persona sobrecalificada, porque va a tener una satisfacción durante un tiempo, pero después va a estar frustrada porque dan para más y no lo están haciendo. A los dos o tres meses están pidiendo un cambio de puesto, un aumento de sueldo, porque saben que les da para más".

En cuanto a los test psicológicos explicó que "El psicotécnico es solo una herramienta más. Ni siquiera es determinante, es poco probable que alguien salga negativo en el test. Como mucho te marcará características de la persona. Lo que vale es la entrevista, las referencias de empleos anteriores, los antecedentes. No se descarta por ese tema, no es determinante".

Por último se refirió a las cuestiones de género en cuanto a la selección de personal: "Puede haber casos, sin duda, pero en general no. En ese sentido se ha avanzado mucho, al igual que la mujer ha avanzado en cuestiones laborales. Hay muchas mujeres que son ingenieras y se desempeñan sin ningún problema".