Quincho: El "Plan V" con Vidal y Cornejo... y las monedas en el aire - Mendoza Post
Post: Mendoza PostDomingo 26 May 2019Domingo, 26/05/19 atrás

El gordo apretó la bandera celeste y blanca entre sus manos, la besó con ganas, y la colgó en una de las paredes del quincho. La puta que amaba esos colores. Eran algo más que patria. "Ser argentino es la vida...", pensó, mientras terminaba de acomodar el lienzo en la pared. Julián tenía una de esas banderas con el sol refulgente de 32 rayos... La de la primera moneda nacional. Mientras la colgaba, sintió una punzada de dolor por todo lo que estaba pasando en este país dado vuelta. Cómo nos habíamos transformado en menos de un siglo, de potencia mundial, a menesterosos del mundo.

- En este país, en cualquier momento aparece un Donald Trump o un Jair Bolsonaro... Vamos a ver qué hacen los "progres" después... - dijo más para sí que para su amigo el Ruso, el hombre de los negocios del grupete. A Julián, como buen peronista de Perón que creía en la alianza entre los trabajadores, las empresas, y el Estado, le hinchaban soberanamente aquellos que habían destruido la cultura del trabajo y del esfuerzo.

Trató de quitarse las imágenes negativas de la cabeza. Después de todo, había que festejar el Día de la Patria entre amigos.

Como todos los años, Julián había encargado todo para un buen locro. Se había ido al mercado central a por las patitas de chancho, cueritos, unas costillitas ahumadas, panceta ahumada, choris, longaniza española, pechito de cerdo, falda, y marotilla. Ya había dejado en agua un día entero los porotos del tipo pallar -los prefería a los alubia- y el maíz amarillo, que le gustaba más que el blanco. En la verdulería de los Fernández, que no son Alberto ni Cristina, compró un generoso pedazo de "zapallo gris", o "zapallo de plomo", un tipo de zapallo de pulpa muy densa y muy sabroso, ideal para las cocciones largas.

Los ingredientes para el locro del 25.

El gordo empezaba a armar el locro un par de días antes, desgrasando patitas y cueritos, para que fuese lo más sano posible. A las cuatro de la tarde puso a hervir su olla gigante, y echó el maíz y los porotos. Una hora después sumó los cueritos y patitas cortados, sólo con sal y unas hojas de laurel. Agregó el resto de las carnes y panceta que había salteado en una olla aparte con abundante pimentón, ají molido, y algo de sal gruesa. Dejó que la magia del fuego y el hierro fuesen armando el locro, antes de agregar el zapallo que había horneado en el hornito de leña del quincho, truco de chef que le habían pasado, más los chorizos y la longaniza que había "precocido" antes con un hervor, para restarles algo de grasa. Aparte, como siempre, prepararía la "salsita picante", el alma de su locro. Como a los muchachos les gustaba fuerte, agregaba al potaje nacional un cucharón de la salsita picante que armaba con cebolla, ajo, abundante ají molido, pimentón y pimienta, salteado, y el resto lo colocaba en una salsera.

Quedaría un verdadero manjar, que los amigos acompañarían con unas botellas del Q de Pepe Zuccardi, Malbec.

- Mierda, que la patria merece homenajes...- dijo el gordo, que llevaba cuatro horas al pie de las ollas.

Cuando el locro estuvo listo, hizo desfilar a sus amigos de a uno fondo y con el plato en la mano. Julián miró de reojo el cuadro que ornamenta la pared norte del quincho, la que da a Las Heras. Le pareció ver a los tipos de la Primera Junta, a los gritos, puteándose en uno de los salones del Cabildo. Así nació la patria, con la grieta. Pero al final, arrancamos.

...

Ahora sí, todo estaba listo para la cena.

...

La charla se armó rápido alrededor de la rosca oficialista. La más importante esta semana. Porque desde este lunes y hasta el 22 de junio en que cierran las listas, el país estaría para cualquier sorpresa. No sólo la de Cristina como vice del Alberto. Alrededor de los contundentes platos de locro, el Omar arrancó con lo que tenía.

- A ver muchachos... Para que se entienda. La Convención radical de este lunes es la que va a definir el futuro de Cambiemos. Y del país. Así es que es muy importante. Probablemente, sea ésta la rosca más grande y más importante que haya hecho el Alfredo jamás. Esto es "plata... o mierda..."- dijo el radical del grupete, ingresando la cuchara al generoso locro que había preparado Julián.

- ¿Cómo son los bandos? - preguntó el gordo.

- A ver... hay una mayoría importante que quiere mantener el frente Cambiemos, pero con diferencias entre ellos. Típico de nuestro ADN. Los que queremos lo mismo, estamos divididos. Y hay una minoría que quiere romper todo e irse, donde están Ricardo Alfonsín, Federico Storani, Juan Manuel Casella... Esos son pocos, no creo que logren romper la Convención. Pero bueno, las cosas están tensas. Sábado y domingo fue de fragote todo el tiempo. Los dirigentes empiezan a instalarse desde la mañana del domingo, algunos están desde el sábado; y el Alfredo armó un "bunker" para reunirse con todos.

- ¿Pero, quién juega en cada equipo? - Insistió el gordo, mientras servía una vuelta de Malbec. El Omar pasó revista.

El último 25 de mayo de Cornejo como gobernador.

- En el bando del Alfredo están Gerardo Morales, que pivotea un poco entre todos, el "Coti" Nosiglia, la mayoría de los delegados de las provincias, el gobernador de Corrientes... y del lado más "blando" con el gobierno, supervisados y tironeados por Marcos Peña, están Mario Negri, Julio Martínez, José Cano que tiene una "tropa" en el Plan Belgrano y si saca los pies del plato los deja a todos en banda, Daniel Salvador, el vicegobernador bonaerense, radical, pero que quiere ser otra vez vice de María Eugenia en la provincia... Qué se yo... El "Peti" Lombardi está a cuatro manos haciendo el "punteo" de los convencionales. La mayoría está contestando que van a hacer lo que diga el presidente del partido, que es Cornejo...- explicó el Omar, mientras embuchaba un generoso bocado de locro.

Ludovico, que estaba más incómodo que funcionario del PRO mirando encuestas en la Casa Rosada, hizo la pregunta clave.

- ¿Pero pueden romper?

- ¡No! La idea es justamente sacar un documento único que contenga a todos los que quieren la continuidad de Cambiemos. Lo que muy probablemente salga es un documento que se va a terminar de acordar el domingo, que va a ratificar la continuidad de la alianza gobernante, pero que debe contener todas las demandas de Cornejo, los gobernadores, y el radicalismo "razonable": Ampliar Cambiemos, sumar sectores del peronismo... o de otras fuerzas políticas contra el "populismo", y dejarse de joder... hacer el "upgrade" que transforme Cambiemos en una alianza que gobierna, y no en un acuerdo electoral. Ah... y lo importante: Habilitar la discusión de la fórmula. Nadie quiere una convención como la de Gualeguaychú. Ni romper, salvo los "Armagnagues" que ya nombramos. El problema es que tanto el Coti como Cornejo piensan que así como está Cambiemos, se pierde, por más que Marcos Peña tenga el "manual para ganarle a Cristina", como dice que tiene. Después hay que gobernar con un horizonte de recesión muy duro, que probablemente se lleve todo el 2020. Por eso hay que debatir si Macri es candidato, o Vidal, y si es el presidente; si lleva a un radical de vice... o a un peronista de Alternativa Federal...

Macri y Vidal. Tiempos difíciles.

- Pero no quieren...- acotó el Ruso.

- Esperá... vamos a ver si no quieren...- insistió el Omar, y zampó un pedazo de pan francés en el costadito del plato. El gordo le reprobó con la mirada.

-...Yo creo que cuando terminen de armar el documento y se lo lleven a Marcos Peña y a Macri, van a hacer un avioncito con él... No quien abrir Cambiemos y Marquitos cree que están golpeados, pero que se gana así...- dijo Julián, encogiéndose de hombros.

- No creo... no están como para hacer "avioncitos". La verdad es que si se hacen los monos, la UCR se va con Lavagna, Lousteau, con los peronistas "perdonables" como dice el Turco Asís...

- Lavagna está a punto de quedar liquidado con tantas idas y vueltas. Si no lo rescatan los radicales, tendrá una candidatura testimonial con "Consenso 19", el socialismo y el GEN. Como Binner en 2011. Para que los biempensantes se saquen las ganas de votar "gente como uno" - afirmó el Ruso, con una buena dosis de sentido común.

- ¿Cuál va a ser la comisión negociadora? - preguntó el gordo.

- Bueno... esa va a ser la verdadera rosca... Los "Pro Macri" quien integrarla con los radicales que tienen "representación institucional", es decir, la quieren para ellos. Y el Coti y el Alfredo buscan lo mismo. Debería salir un buen promedio de todo eso. Miren chicos... no descarten nada... Ni el "Plan V" - advirtió el Omar, mirando con cariño la olla de locro, como para una tercera porción.

- No vendas humo...-

- Yo les digo que la fórmula Vidal-Cornejo es posible, es una gran idea, aunque el Alfredo no la considera porque le resta margen y él mismo no tiene un gran concepto del rol de un vicepresidente. Pero esa combinación refresca al oficialismo...- aseguró el radical del grupete. - Miren... hay gente del gobierno nacional que incluso piensa en esto... Si la aspiración de Macri es terminar el gobierno y ganar las elecciones... ¡Que se dé por cumplido! Va a terminar como pueda, pero será el primer no-peronista en completar un período democrático. Su gran gesto debería ser, como Cristina, correrse a un costado...- insistió, y los amigos brindaron por la "rosca". Después, la mesa cambió de tema.

La PASO peronista mendocina

Desde el viernes, estaba circulando en todos los teléfonos del radicalismo una encuesta que adjudicaban al PJ, más concretamente al sector de los intendentes que postula a Alejandro Bermejo. Y lo que se advertía en el sondeo era una gran paridad entre los sectores. Sin dudas que la PASO del peronismo terminará siendo lo más interesante de las elecciones preliminares mendocinas, el domingo 9 de junio. En apenas dos semanas.

- ¿Cómo están? ¿Cómo lo ves? - preguntó Ludovico, que como ex demócrata tenía muchos amigos peronistas, sobre todo afuera del Gran Mendoza. El gordo optó por la prudencia.

- Las encuestas de ambos sectores los dan ganadores tanto a Anabel como al Alejandro. Hay que hablar de paridad. Vamos a ver... en estos últimos diez días se juegan todo. Entiendo que Cristina va a mandar una carta pidiendo el voto por Anabel, y además habrá unos videos. No va a venir, pero será un apoyo explícito. Y adentro del peronismo, Cristina es una carta ganadora, a pesar de los juicios, de los medios, de las acusaciones... vamos a ver...-

Anabel, la candidata que no para un minuto.

- Yo creo que en San Rafael va a ser muy difícil para Anabel... ¿tienen fiscales allá? - preguntó el Omar, pícaro.

- Sí. Los han estado preparando y organizando con la supervisión de Carlos Ciurca, que de esto sabe algo... es más... varios dirigentes se van al sur desde el miércoles, para ir viendo que estén los fiscales, los suplentes, los dos fiscales generales por escuela... Todo... Igual, hay un acuerdo... hay puentes, negociaciones... Hubo conversaciones con Emir Félix... a ver... el peronismo necesita después de las PASO caminar juntos a las elecciones de setiembre. No habrá campaña sucia, no trapisondas, ni nada raro. Los Bermejo están tranquilos. Piensan que ganan bien, aunque saben que los distritos van a estar bien repartidos. Esta semana llega Analía del Franco para hacerles nuevos números, con el cambio de escenario de Cristina candidata a vice, y Alberto Fernández a presidente. A ver che... El 9 se dibuja el mapa peronista... ¿Tan ansiosos están? - interrogó el gordo a sus amigos, y se mandó a silencio un largo minuto con una generosa ración de locro.

Alejandro Bermejo, con gauchos y escarapela.

- ¿Y por casa, cómo andamos? - le preguntó al Omar.

- La gente del Rody está tranquila. Ahora viene la segunda parte de la campaña. Primero fue "el candidato de Cornejo" y la asociación fuerte con el Alfredo. En las últimas dos semanas, el Rody va a tomar más protagonismo. De hecho, desde hace unas semanas ya no lo miden como "el candidato de Cornejo". Y los de Omar De Marchi siguen a full. El Omar está repleto de actividades y sigue diciendo en todos lados que gana. La verdad es que si lo consigue, da un batacazo enorme y en 2023 lo tenés peleando la presidencia de la Nación... - explicó el Omar.

De Marchi, Cornejo y Suarez. Sonrisas oficialistas.

- Me dijeron que viene muy bien un debate por la intendencia de Luján...

- Sí. Va a estar muy bueno. Lo viene empujando la gente de Kerchner y Sebastián Bragagnolo se prendió... Lo hacen el jueves en la Facultad de Agronomía. Es sano... es transparente que los candidatos debatan de cara a la sociedad. Y digan qué van a hacer... Miren... el otro día estaba en la puerta de casa, cayó un tipo... no lo había visto nunca en la vida... uno peladito... me dijo "soy concejal... hay elecciones... ¿sabe? Acá le dejo un folleto con las propuestas y los números del bloque... cualquier cosa me llama..." Me quedé mirándolo y después entré a casa. No lo había visto nunca. Y es concejal del departamento donde vivo... ¿entendés? La política nos debe discutir en serio, más allá de la grieta, las internas, la rosca... que nos digan qué van a hacer...- dijo Ludovico, y los muchachos brindaron por las buenas artes de la política.

...

La cena fue llegando a su fin. Como cada vez que hacía locro, el gordo repartió en unas bandejitas descartables lo que había quedado, para que los amigos inviten en casa a cada familia. Luego, el gordo sirvió un café bien fuerte, y unas tortas fritas de "domingo a la mañana", que Julián había preparado cuando el locro estuvo casi listo. Luego, partieron rumbo a los autos, arropados en el frío del otoño.

...

- Gordo... ¿Qué se sabe del equipo que va a gobernar si sigue el oficialismo, si gana Suárez? ¿Se quedan muchos funcionarios de Cornejo?

- Nadie sabe. Me parece que no son tantos los que se irían, en una primera etapa. Sí me enteré que Enrique Vaquié y el Alejandro Gallego están monitoreando números y áreas de gobierno, por si acaso, por cuenta del Rody.

- ¿En serio? ¿Y los que están, no les molesta?

- Y... por ahí alguno se enoja... pero son sólo aprestos, por si ganan...

- Hablando de enojos... los peronistas están ardidos con el radicalismo. Les ponen carteles por todos lados... al lado de los de Bermejo...

- ¡Jajajajaaaaaaaaaaaaaaaa!

- Decime... ¿Esto va a mejorar el año que viene?

- Muy difícil. Te diría que lo mejor que nos puede pasar, es que haya mucho tiempo de recesión, que vaya aflojando, sin que explote. Es decir, que "nuestro enfermo" siga con 42 grados de fiebre, y que no nos vaya a estirar la pata.

- ¡Qué alentador!

- ¿Y por qué pensás que Cornejo quiere ampliar la oferta electoral? ¿Y abrir Cambiemos? ¿Por deporte? ¡Macri gato!

- ¡Jajajajajajajaaaaaaaaaaaaaaaaa!

...

Y así, entre chanzas y risas, festejando los días de la patria y contentos por la proximidad de las elecciones, los amigos desaparecieron en el sentido estricto de la palabra.

...