Piden 4 años y medio de prisión para Lobos y 3 años y medio para su mujer - Mendoza Post
Post: Mendoza PostJueves 2 May 2019Jueves, 02/05/19 atrás

 Este jueves, en el marco del juicio que se sigue contra Luis Lobos, su esposa Claudia Sgró y su suegra María Elena Fernández por "defraudación a la administración pública", la fiscalía a cargo de Sebastián Capizzi pidió 4 años y medio de prisión efectiva para el exintendente de Guaymallén, sumado a la inhabilitación de por vida para ejercer cargos en la función pública. Para su pareja, solicitó 3 años y medio y la misma inhabilitación. 

La sentencia se conocería el próximo jueves 9 de mayo. 

A su vez, la querella, a cargo del abogado de la municipalidad guaymallina, Armando Chalabe, pidió 5 años y 4 años y 6 meses, respectivamente. Fernández, la suegra, aún no ha sido juzgada por cuestiones de salud.

Como viene publicando el Post, el ex intendente de Guaymallén y sus familiares están acusados de hacer contrataciones de empleados "fantasmas" al municipio para quedarse con los beneficios económicos de ellos.

El caso más resonante fue el de Laura Fara, quien era mucama de María Elena Fernández y descubrió que era "empleada de planta" de la municipalidad al igual de su hijo Pablo Müller. A ella le pagaban $500 como una contribución social y se quedaban con el resto de su sueldo.

Hoy mismo se conocieron los alegatos de la querella,  la fiscalía y la defensa de Lobos.  

Además, Lobos está imputado por otras tres causas: fraude, incumplimiento de los deberes de funcionario público y enriquecimiento ilícito.

Ver: La trama íntima del caso de la "mucama ñoqui" de Lobos

El pasado miércoles 24 de abril, en la Sala 32 de Tribunales, la testigo Paula Sánchez reconocióque hizo informes sobre Fara y Müller cuando trabaja en la Municipalidad, leyó fojas y legajos que confirmaban que estaban anotados como empleados y hasta su fecha de ingreso.

Cada empleado tenía para quién trabajaban o su "referente". Para Fara, estaba escrito un "LL", que significa Luis Lobos. Si bien Suárez manifestó que nadie se lo confirmó fehacientemente, era lo que se "decía" dentro del municipio. En el caso de Müller, su "referente" era Claudia Sgró. La esposa de Lobos trabajaba en la comuna como vicejefa de Gabinete.

Suárez explicó cómo se manejaban los pagos: los empleados iban hasta la oficina de Persona, firmaban los bonos de sueldos, las planillas y se retiraban.