Post: Mendoza PostLunes 11 Feb 2019 9 días atrás

La Coalición Cívica denunció este martes que la operación contra el fiscal de la causa "Cuadernos", Carlos Stornelli, habría sido armada por presos K en el penal de Ezeiza.

Las legisladoras Mariana Zuvic y Paula Olivetto presentaron la denuncia penal. Dicen haber accedido a la transcripción de grabaciones "verosímiles" que le llegaron en un sobre a la diputada Elisa Carrió, de forma anónima, y que involucran al ex recaudador Roberto Baratta, en la maniobra contra el fiscal.

Stornelli fue denunciado, luego de que el abogado Marcelo D'Alessio lo involucrase a través de un audio, en la extorsión a un empresario, para salvarlo de la causa "Cuadernos".

En los escritos que las legisladores entregaron en Tribunales figura cómo Baratta le consulta por "el dolor de muelas" (de forma metáforica) desde adentro de la cárcel a Carlos Zelkovicz, un ex funcionario kirchnerista.

Según publicó el diario Clarín, éste último le contesta de modo concreto al preso: "No se movió nada allá en Dolores, salvo que pidieron los informes para leerlos, lo cual creo que es un avance".

A lo que el ex recaudador le contesta: "Ajá, pero...¿presentaron finalmente?

"No, no, no...El loco éste, el Magistrado pidió los informes... eh, porque quiere saber en qué quilombo se está por meter y aparentemente le llevaría por lo menos, leer casi todo el fin de semana, yo te diría que bastante más días pero quiere largarlo cuanto antes", le responde Zelkovicz.

Roberto Baratta, detenido con prisión preventiva por la causa de los "Cuadernos". 

Ante esto, Baratta vuelve a participar, siempre teniendo en cuenta los escritos presentados por las legisladores de la Coalición Cívica: "Lo que es que si no lo hacen, después la otra parte tiene tiempo de operar".

En ese sentido, el funcionario K le explica al reo que debe tener paciencia porque la acusación de Stornelli es difícil de rebatir: "Sí...pero fíjate que contra unas escuchas y algunas cosas más, no hay con qué darle".

Baratta, ansioso por su situación, decide insistir: "Porque me parece que yo estoy forzado, si no avanza lo de Dolores, a hacer algo la semana que viene". Zerkovicz le replica a Baratta que "Ramos (que sería Ramos Padilla) estaba leyendo un poco, en qué quilombo se va a meter, boludo. Más que nada eso... el tipo está decidido a jugar, pero boludo, vos también harías lo mismo, te pondrías a leer un par de cosas antes, además a éste flaco si hace cagadas se le va el cargo en la silla, ¿entendés?... yo creo que es solo una demora".

El fiscal Carlos Stornelli, contra quien se habría armado la "operación".

Desde la Coalición, sostienen que los escritos dejan en evidencia que había una "operación" con el fin de "entorpecer la investigación de la causa judicial de los Cuadernos".

En esa línea, la propia Carrió escribió en su Twitter oficial el 7 de febrero una mención sobre parte de lo que estaban por denunciar: "El juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, quien responde a La Cámpora, estaría haciendo una operación para ensuciar al fiscal Stornelli. Vamos a poner en conocimiento mañana al juez de la causa".

Horacio Verbitsky publicó un día después la acusación contra el fiscal que lleva adelante la causa, apuntando que un especialista de seguridad "jefe regional de la DEA", Marcelo D´Alessio le confirma que un empresario del agro, Pedro Etchebest, había sido extorsionado por Stornelli para no quedar involucrado en el expediente.

Sin embargo, un vocero de la Embajada de Estados Unidos en Buenos Aires negó rotundamente cualquier tipo de vinculación entre el supuesto jefe regional y la DEA.

Horacio Verbitsky difundió la denuncia contra Stornelli.

En medio de todos estos días, las autoridades judiciales detectaban las comunicaciones que hacía Roberto Baratta. Incluso, Clarín informó que el teléfono de donde salían las llamadas estaba siendo monitoreado.

Sin embargo, estas no serían las únicas llamadas que involucrarían a reos con la publicación que realizó Verbitsky: se trata del ex embajador ante el vaticano, Eduardo Valdés, en dialogo con el secretario de Transporte Juan Pablo Schiavi (detenido por la tragedia de Once).

En ese llamado, Valdés comenta que "va a haber novedades, quedate tranquilo... Operativo "puff"... Bonadio y Stornelli "Puff". A lo que agrega: "¿Viste que te avisé que iba a haber novedades, este domingo o el otro? No este domingo, el otro domingo...Stornelli y el otro (en alusión al juez Claudio Bonadio) se van a la concha de su madre.

Según las otras escuchas Claudio Bonadio, juez de la causa, también iba a ser involucrado.

A partir de ahora será la Justicia la que deba determinar la validez de la transcripción de las escuchas intramuros del penal de Ezeiza y si alguno de los protagonistas cometió algún tipo de ilícito.