El cura Scarlata confesó que mantenía una relación con Valeria Cornejo - Mendoza Post
Post: Mendoza PostSábado 12 Ene 2019Sábado, 12/01/19 atrás

 Carlos Scarlata, el cura sospechado de no auxiliar a Valeria Cornejo a partir de un "coma diabético" que derivó en su muerte en octubre de 2018, reconoció ante el fiscal Javier Giaroli que mantenía una relación sentimental con la docente y que el 18 de octubre viajó a San Rafael para "pasar unos días" con ella.

De acuerdo a lo que publicó el diario de San Rafael, el sacerdote se presentó ayer en tribunales, acompañado por el defensor oficial Jorge Vitale. Sin rodeos, le admitió a Giaroli que mantenía una relación con Valeria desde hace varios años y que habían pactado un encuentro entre el 18 y 22 de octubre de 2018. 

Fue por eso que el religioso le manifestó al fiscal que había viajado desde Buenos Aires hasta el departamento sureño y que incluso Valeria le había dicho a su padre que -durante ese lapso- viajaba a la Ciudad de Mendoza. Solo su amiga y confidente sabía del encuentro con Scarlata.

El cura está acusado de haber dejado morir a la mujer con quien salía. 


La confesión 

Scarlata le contó al fiscal  que él pagaba el alquiler de la casa de calle Los Dos Álamos e incluso que había buscado una zona alejada y sin vecinos para evitar que hubiera testigos de dicha relación. Scarlata declaró, durante las dos horas en las que estuvo ante el miembro del Ministerio Púbico, que mientras se dirigía caminando a la casa de Valeria, se cruzó con el padre de la mujer y que le dio la espalda. 

Después de escuchar a Scarlata, Giaroli mantiene firme su sospecha de que existió -al menos- una omisión de auxilio. En la causa será clave la pericia sobre el celular de la docente fallecida y el análisis del teléfono de Scarlata, quien debió entregarlo el jueves, un día antes de declarar. 

En ese escenario, se cree que -a pesar de haber sabido de la complicación de salud que padecía Cornejo- Scarlata se retiró de nuestro departamento sin reportar lo que estaba sucediendo con la joven, ni al 911 ni a la amiga que sabía de la relación, y a la que recién le expuso lo sucedido después de conocida la muerte de Cornejo.

El cura confesó que mantenía una relación con la mujer. 

La docente padecía diabetes y lupus y, de acuerdo con pruebas que han sido incorporadas a la causa, Scarlata sabía que su amante había sufrido un "coma diabético", lo que no comunicó en su arribo a San Rafael y recién lo hizo cuando supo que Valeria había fallecido.

El costo penal

Carlos Scarlata no irá preso por su conducta frente a la situación que padeció Valeria Cornejo, tampoco ha sido imputado por el delito "omisión de auxilio", que prevé una leve sanción económica: multa que va de los 750 a 12.000 pesos. Sin embargo, seguirá ligado a la investigación que lleva adelante Giaroli, en la que será clave el examen al teléfono celular de Valeria Cornejo.

En principio, el cura permanecerá en San Rafael hasta el 18 de enero, mientras avanza el proceso penal en la Fiscalía de Instrucción Nº 2.

El costo religioso

Además del proceso penal por el que tuvo que declarar ante el fiscal Javier Giaroli, después de haber admitido su relación con la docente Valeria Cornejo, el sacerdote Scarlata ahora deberá responder ante la Iglesia por haber incumplido con una de sus obligaciones.

El Código de Derecho Canónico establece, en su artículo 277, que "los clérigos están obligados a observar una continencia perfecta y perpetua por el Reino de los cielos y, por tanto, quedan sujetos a guardar el celibato, que es un don peculiar de Dios mediante el cual los ministros sagrados pueden unirse más fácilmente a Cristo con un corazón entero y dedicarse con mayor libertad al servicio de Dios y de los hombres".