Post: Mendoza PostSábado 1 Dic 2018 10 días atrás

 Por tercer fin de semana consecutivo el centro de París vive una nueva jornada de choques entre la policía y los denominados "chalecos amarillos", que protestan por la subida del precio de las tasas de los combustibles que entrará en vigor el 1 de enero.

Los enfrentamientos con los antidisturbios están marcando la manifestación en los Campos Elíseos.

Según las autoridades 1.500 alborotadores perturban los accesos a la avenida, donde las autoridades responden con gases lacrimógenos y cañones de agua. Las autoridades han puesto en marcha un amplio dispositivo desplegando más de 4.000 efectivos.

La batalla campal que no solamente afecta a la capital francesa se da en medio de la realización de la Cumbre del G20 donde el presidente Emmanuel Macrón tiene activo protagonismo frente a su anfitrión Mauricio Macri.

Según ha informado el primer ministro, Édouard Philippe, 122 personas han sido detenidas. Philippe ha señalado que en total se han concentrato 36.000 manifestantes en toda Francia, unos 5.500 de ellos en París. Mientras que el corresponsal de RNE en Francia, Paco Forjas, ha indicado que 10 personas, 3 de ellos policías, han resultado heridas.

Ambiente irrespirable

Las escenas de violencia y destrozos se repiten desde primera hora de la mañana, cuando medio millar de manifestantes -algunos encapuchados- comenzaron a levantar barricadas y a forzar los accesos a la avenida. Según informa RNE, el ambiente en los aledaños de los Elíseos es irrespirable y pueden verse hogueras, semáforos destrozados.

Los alborotadores han forzado las barreras que rodeaban el monumento de Arco del Triunfo, que corona la famosa avenida parisina, y escribieron con pintura en él: "Los 'chalecos amarillos' triunfarán".

Un grupo de manifestantes rodeó entonces la tumba del soldado desconocido, que representa a todos los soldados fallecidos durante el transcurso de la Primera Guerra Mundial, con la intención de protegerla de los violentos.

El primer ministro ha denunciado el asalto al Arco del Triunfo, "quiero decir lo mucho que me ha sorprendido este cuestionamiento a los símbolos de Francia: el hecho de que el Arco del Triunfo haya sido marcado, de que alrededor de la tumba del soldado desconocido pudiera tener lugar una manifestación. No estoy contento con estas imágenes, me sorprenden".

En la emisora LCI, el portavoz del Gobierno, Benjamin Griveaux, ha instado a los "chalecos amarillos" a entablar un diálogo con el Ejecutivo aunque éste se mantiene firme en su decisión de subir los impuestos a los combustibles en enero.

Todas las tiendas, cafeterías y comercios de la Avenida de los Campos Eliseos han cerrado sus puertas e incluso las han protegido con maderas para evitar los destrozos de la pasada semana.

Cierre de los accesos al centro

Los Campos Elíseos han amanecido abiertos a los peatones pero ante el aumento de la tensión las autoridades han decidido cerrar los accesos según ha informado RNE.

Los "chalecos amarillos" decidieron esta semana mantener la marcha del sábado pese a los anuncios del presidente Emmanuel Macron, que prometió el pasado martes ajustar la subida de impuestos al precio del petróleo y aumentar las primas de conversión para salir de los vehículos contaminantes, entre otras medidas.

Exigen que el Gobierno renuncie al nuevo gravamen que se aplicará a partir de enero al diesel y la gasolina, de 6 y 3 céntimos, respectivamente, punto en el que el Ejecutivo se ha mantenido firme hasta el momento.