Post: Mendoza PostJueves 8 Nov 2018 6 días atrás

"Fue el peor error de mi vida, lo juro por mi vieja que es lo más sagrado que tengo. Cometí muchos errores pero nada como esto", dijo a Infobae Maximiliano Barrios, un joven docente de Laferrere, provincia de Buenos Aires, para describir la angustia con la que vive desde hace algunos meses después de que la cuota del plan de autoahorro de 84 cuotas, con el que quiso cumplir su sueño de tener un okm, comenzó a tener aumentos que llegaron al 98 por ciento tras la disparada del dólar que ubicó a la divisa norteamericana en el orden de los 40 pesos.

Uno de cada cuatro personas que utilizan este método de compra tienen problemas para abonar las cuotas. 

Todo comenzó después de mitad de año de 2015, cuando Maximiliano accedió a un plan para comprar en muchas cuotas un Volkswagen Up. El acuerdo que firmó estipulaba un pago inicial de 1200 pesos que cambiaría en la medida que se modificara el precio móvil del modelo. Según la proyección que le hicieron en la concesionaria, el máximo sería de 3300 pesos. Pero con el correr del tiempo y por los vaivenes de la economía, la cuota llegó a subirle hasta los 5.000 pesos, un monto al que pudo hacerle frente con esfuerzo pero sin imaginarse que este año todo se iba a salir de control.

Maximiliano Barrios.

En los últimos meses los casos de cuotas imposibles de pagar en planes para acceder a automóviles 0 kilómetro se multiplicaron. Según cifras recientes, uno de cada cuatro personas que utilizan este método de compra tienen problemas para abonar las cuotas.

"Comencé pagando auto de $160.000 y el valor hoy es de 558.000 pesos". 

En definitiva, un mecanismo que funciona correctamente en tiempos de estabilidad económica pero que en este 2018 parece haber colapsado. Los automóviles nuevos acumulan aumentos del 60 al 80 por ciento producto de una devaluación que dejó contra las cuerdas a miles de ahorristas como Maximiliano y que disparó las quejas en asociaciones de consumidores.

Las opciones que le quedan no son muchas y recién va por la cuota 38: "Supuestamente es un ahorro forzoso pero para mí es una pérdida. Cuando entré, el auto costaba $160.000 y el valor hoy es de 558.000 pesos. Yo ya me imaginaba que este año, después de que firmaron el acuerdo con el FMI, iba a pasar algo.