Cómo hacer queso mascarpone casero con dos ingredientes - Mendoza Post
Por: Mendoza PostSábado 17 Abr 2021 26 días atrás

Hacer queso en casa puede parecer una tarea difícil pero en realidad es más sencillo de lo que parece. Con un par de ingredientes podemos elaborar en casa un tipo de queso que, además de ahorrarnos unos pesos, nos saldrá más bueno y natural que el que podamos comprar en el súper.

Y no olvidemos la satisfacción de comernos algo rico hecho por nosotros mismos. Eso, no tiene precio.

Pero, ¿qué queso es tan fácil de preparar? Pues un queso que no es queso, el mascarpone. Este tipo de (no) queso, tan popular por ser el que se utiliza en la preparación del delicioso tiramisú, se elabora en un sencillo proceso para el que tan solo necesitaremos dos ingredientes: crema de leche y limón.

¿Por qué decimos que el mascarpone no es queso? Porque solamente lleva materia grasa y ácido (crema y limón).

Lo ideal sería utilizar crema fresca o pasteurizada de vaca y que tenga un tenor graso con un 35% como mínimo. Si tuviéramos la suerte de conseguir crema concentrada, el resultado sería infinitamente mejor en cuanto a sabor y cremosidad.

La reaparición del Indio en el recital de su banda vía streaming

Ingredientes

-500 ml de crema con mínimo 35% de tenor graso

-1 cucharada de jugo de limón

Además necesitaremos una ollita, un termómetro de cocina, un colador y una gasa fina.

Elaboración

En la ollita vertemos la crema y la ponemos a fuego medio. Lo ideal es ir removiendo contínuamente para evitar que se pegue en el fondo. Si tenés un termómetro esperá a que alcance los 90ºC y cociná a esa temperatura unos 10 minutos. En ese momento añadí la cucharada de jugo de limón y remové bien para conseguir una mezcla homogénea. Cociná unos 5 minutos más hasta que veas que la crema espesa.

Si no tenés termómetro, calentá la olla a fuego medio y, justo antes de que veas que va a dar el primer hervor, baja el fuego y continuá como hemos explicado en el paso anterior.

Seguidamente retirá la olla del fuego y dejá que se enfríe totalmente. Colocá la crema, que ya se habrá cuajado, en un colador que esté cubierto con unas gasas que cubran toda la superficie del colador.

Ahora colocá el colador sobre una fuente o un cuenco para que recoja todo el suero que irá soltando la crema cuajada. Tapá bien el colador incluido el cuenco o la bandeja con un papel film o un paño limpio y metelo en la heladera durante 24 horas para que suelte todo el suero y se convierta en la crema que queremos.

Pasado ese tiempo ya podés sacar tu queso mascarpone de la heladera y utilizarlo a tu gusto: sobre una tostada, en un tiramisú, en una tarta de queso, etc.

Si ves que no está lo suficientemente cuajado o consistente, metelo de nuevo en la heladera y dejalo una noche más para que se cuaje por completo.

Tené en cuenta que este queso debe estar siempre refrigerado en un taper bien cerrado y te aguantará perfectamente durante 3 o 4 días. 

Se detectó la variante Manaos en un alto porcentaje en La Plata

Esta nota habla de: