Los 12 alimentos que cuidan el corazón - Mendoza Post
Por: Mendoza PostSábado 1 May 2021 13 días atrás

Si tenés problemas del corazón (no románticos sino de salud) o no querés tenerlos, podés cuidarte eligiendo algunos alimentos que son buenos para este órgano.

A medida que la ciencia avanza y va descubriendo las propiedades de distintos compuestos, los médicos también van agregando a la lista de alimentos que son buenos para la salud aquellos que tienen ciertas propiedades.

Por eso, es necesario sumarlos a la dieta diaria para poder tener una buena calidad de vida.

Aquí te dejamos una lista de alimentos que van a ayudar a que tu corazón esté sano.

Aceite de oliva

Aporta un alto contenido de antioxidantes (polifenoles y carotenos) y vitaminas que ayudan a prevenir la aparición de enfermedades cardiovasculares. Los polifenoles son antiinflamatorios y antitrombóticos y ejercen un efecto cardioprotector ante la arterioesclerosis. Es rico en ácido oleico, grasa monoinsaturada que beneficia los vasos sanguíneos y reduce el colesterol LDL (malo) en sangre, al tiempo que aumenta el colesterol bueno, HDL.

Nueces

La nuez es uno de los frutos secos que aporta una mayor cantidad de ácido alfa-linolénico, el ácido graso Omega-3 de origen vegetal. Su aporte de fitoesteroles y minerales ayudan a controlar los niveles de presión arterial y a prevenir las enfermedades vasculares. La vitamina B3 relaja los vasos sanguíneos y mejora la circulación de la sangre.

Los alimentos que refuerzan el sistema respiratorio

Salmón

Al igual que otros pescados azules como la caballa, el atún, el arenque o la sardina su contenido en ácidos grasos Omega 3 reduce la tensión arterial y controla la coagulación. El aporte de vitaminas y minerales del salmón ayuda a aumentar la fluidez de la sangre pues mejora la elasticidad de las paredes arteriales. Para obtener los beneficios cardioprotectores del pescado azul se aconseja su consumo de dos a tres veces por semana.

Palta

Es rica en fibra alimentaria, grasas cardiosalusables y vitamina E. Posee además sustancias antioxidantes y micronutrientes como el ácido fólico, el hierro, el fósforo, el magnesio y el potasio. Contribuye al control de los triglicéridos y el colesterol en la sangre y su consumo se asocia al control de lípidos, glucemia y tensión arterial.

Cacao

El alto contenido del cacao en flavonoides y en ácido oleico tiene efecto antioxidante y protege a las células del envejecimiento, además de ayudar a prevenir enfermedades cardíacas. Ayuda a restaurar la flexibilidad de las arterias y evita que los leucocitos se peguen a las paredes de los vasos sanguíneos.

Legumbres

Una dieta rica en legumbres no sólo reduce en un 14% el riesgo de infarto y angina de pecho sino que también ayuda a mejorar el estado de salud general al reducir significativamente los niveles de colesterol LDL (colesterol «malo») y contribuir a controlar el peso por su aporte en fibra y su escaso contenido graso. Las más consumidas son las lentejas, el guisante verde y los garbanzos.

Brócoli

Su aporte de ácido fólico, zinc, hierro, calcio, vitamina K y antioxidantes contribuyen a proteger frente a los accidentes cardiovasculares y frente al envejecimiento de las arterias. El brócoli contiene pocas calorías y pocas grasas y destaca por su alto contenido en fibra, lo que ayuda a eliminar el colesterol «malo».

Flan de brócoli, la sorpresa familiar

Arándanos

Ricos en antioxidantes que neutralizan los radicales libres y combaten el envejecimiento prematuro. Uno de sus componentes, el pterostiblelo, ayuda a proteger el organismo de enfermedades cardíacas y de la diabetes. Según estudios recientes, el arándano podía tener algún efecto sobre el síndrome metabólico, un conjunto de trastornos del metabolismo que aumentan el riesgo de padecer enfermedades cardíacas y que suele reflejarse en la presión arterial alta y el exceso en el abdomen.

Avena

La avena contiene betaglucanos, una sustancia que ayuda al organismo a controlar el colesterol. Posee capacidad antioxidante gracias a la presencia de tocoferoles, tocotrienoles, ácido fítico, flavonoides y compuestos fenólicos no flavonoides. Además los minerales que contiene favorecen la formación de glóbulos rojos.

Frutillas

Las frutillas son ricas en antioxidantes, fibras y minerales (potasio, magnesio y manganeso), además de aportar vitaminas C, B2, B6, E y ácido fólico. Su consumo, en el marco de una dieta equilibrada, se asocia a una menor incidencia de enfermedades cardiovasculares, además de que impulsa la prevención de la oxidanción del colesterol malo y la correcta función endotelial gracias al aumento de la concentración de antioxidantes en el plasma sanguíneo.

Ajo

Según una investigación de la Escuela de Medicina de la Universidad Emory (EE.UU.) el trisulfuro de dialilo, un compuesto del aceite de ajo, ayuda a proteger el corazón. Además, tanto el ajo como la cebolla reducen la tensión y la placa arterial, protegiendo el corazón y equilibrando los niveles de colesterol. Sus propiedades son mayores si se consume crudo. Otras propiedades que se atribuyen al ajo son su capacidad para disminuir la presión arterial alta y la reducción del endurecimiento de las arterias.

Arroz integral

A diferencia del arroz blanco, el integral es de grano entero, lo que incluye la cáscara fibrosa, el germen nutritivo y el endospermo. Su contenido en fibra ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre, lo que permite controlar ciertas alteraciones cardiovasculares. A la hora de establecer diferencias nutricionales entre el arroz blanco y el integral, la versión integral es más cardiosaludable.

Las mejores opciones veganas ricas en proteínas

Esta nota habla de: