Tres trucos para quitar el óxido del hierro

En casa tenemos siempre algo de hierro que se oxidó. Acá te contamos cómo limpiar esos objetos y dejarlos como nuevos.

Tres trucos para quitar el óxido del hierro

Por: Mendoza PostMiércoles 2 Mar 2022

Todos tenemos algo de hierro en nuestra casa. Ya sean muebles, artefactos, utensilios y hasta adornos y macetas. Pero este metal es muy propenso a oxidarse y este proceso lo afea y mancha.

Además de hacer que se vea feo, el óxido carcome el hierro y esto puede hacer que su funcionalidad se reduzca.

Hay varias opciones para eliminar el óxido de los objetos fácilmente y devolverles toda su utilidad. En esta nota te contamos todos los pasos necesarios para quitar el óxido del hierro y dejarlo como nuevo.

Con Coca Cola

La Coca Cola es conocida por su sabor e historia pero también se la conoce por ser una gran aliada a la hora de quitar el óxido gracias a sus altos niveles de ácido fosfórico.

Para objetos pequeños, la Coca Cola es una excelente opción

Para limpiar objetos pequeños podés utilizar un recipiente con Coca Cola e introducirlos dentro. Si los dejás actuar durante toda la noche obtendrás muy buenos resultados y lo único que debes hacer al día siguiente es aclararlos bien para quitar todos los restos de gaseosa.

Los fertilizantes naturales que podés estar usando mal

Si se trata de un objeto grande podés ayudarte con unas toallas que ya no utilices. Empapálas bien en Coca Cola y ponelas sobre lo que querés limpiar, dejándolo actuar también por un período de varias horas. Finalmente tendrás que limpiar el objeto para quitar los restos de óxido y de suciedad que se hayan acumulado.

Con vinagre

Otra forma es usando vinagre blanco. Este producto contiene ácidos que nos ayudan a eliminar el óxido de una forma muy sencilla y económica.

También podés quitar el óxido con vinagre

Podés aplicarlo de distintas formas: echando el vinagre directamente sobre lo que quieras limpiar y dejándolo actuar durante al menos 8 horas, o sumergiendo el objeto en un balde o palangana con vinagre y dejarlo actuar durante toda la noche. Así el elemento irá soltando poco a poco el óxido que se ha acumulado en el mismo.

Cuando lo saques tendrás que cepillar a fondo para quitar bien los restos de óxido y verás como poco a poco este va desapareciendo.

Con bicarbonato

La tercera opción es usando bicarbonato. Este proceso también es muy sencillo, solamente tenés que echar el bicarbonato al objeto que quieras limpiar y dejar que actúe durante toda la noche para que el óxido vaya soltándose. Al día siguiente tendrás que usar un cepillo y frotar bien ayudándote de agua para conseguir eliminar toda la suciedad del objeto.

Este método es muy útil para todo tipo de objetos y te permitirá eliminar el óxido rápidamente por lo que podés usarlo para la ropa, tornillos y cualquier otro elemento.

 Cinco usos del papel aluminio que desconocías

Esta nota habla de: