Luque y el Mundial 78: "Los jugadores no sabíamos lo que pasaba" - Mendoza Post
Lunes 15 Feb 2021

Leopoldo Jacinto Luque (71) pasó a la historia del fútbol argentino por ser uno de los goleadores de aquel equipo campeón del 78, Mundial en el que convirtió cuatro goles, jugó un partido con el ojo en compota y otro después de enterarse que un hermano suyo había fallecido en un accidente. Era -pocos lo recuerdan- el subcapitán del seleccionado que dirigía César Luis Menotti y que logró el primer campeonato mundial bajo la estela implacable de la dictadura militar que usó el lauro político para afianzarse en el poder.

Luque, que además brilló en el River de la década del 70 y principios de los 80, cuando ganó cinco campeonatos en cinco años, recaló en Mendoza en 1986 para dirigir al Deportivo Maipú, que por esos años participaba del Nacional B. Desde entonces -salvo una estadía mínima en Paraná- nunca se fue de la provincia donde dirigió con poca suerte otros equipos y donde se enamoró de la agrimensora Claudia López, su mujer.

En su casa de Villa Nueva, en un barrio de clase trabajadora, el ex campeón del mundo pasa sus días involucrado siempre con el fútbol que le dio más satisfacciones personales que el dinero al que puede acceder hoy cualquier jugado dotado de menos talento que Leopoldo Jacinto. Trabajó para el gobierno de Rodolfo Gabrielli entre 1991 y 1995 en un proyecto deportivo que se esfumó con la salida del gobernador. Su amigo Julio Grondona lo colocó al frente de la zona Cuyo en el Centro de Perfeccionamiento Infantil, cargo que luego abandonó.

Leopoldo Jacinto Luque en sus años de selección.

Es difícil imaginar la vida sencilla de un deportista que estuvo en lo más alto del fútbol argentino, si se compara con la vida suntuosa que llevan adelante hoy jugadores que no le llegan a la altura de sus golpeados tobillos. Esa suerte de injusticia la viven muchos de sus congéneres que sienten que llegaron un poco tarde a la fiesta económica de los futbolistas de primera división. "Siempre fue un empleo bien pago pero nunca como ahora. Nosotros, por salir campeones mundiales en 1978 ganamos 24 mil dólares por todo concepto; hoy esa cifra es irrisoria".

- ¿Sufrieron como un estigma ser la selección del Proceso?

- No. Siempre se dijo de todo acerca de ese campeonato. Pero yo puedo asegurar que nosotros (los jugadores) no sabíamos nada de lo que pasaba. Solo jugábamos al fútbol.

- ¿Y del famoso 6 a 0 contra Perú?

- No estuvo arreglado. Jamás me dijeron "metete por ese lado que ese marcador está arreglado", o "pateá de cualquier lado que el arquero se lo va a dejar hacer". Las patadas que me dieron en ese partido eran reales. Además, en el trayecto que hicimos desde el hotel hasta la cancha de Rosario Central, todos los del plantel estábamos preocupados porque teníamos que hacer cuatro goles por lo menos: de haber sabido que todo estaba arreglado nuestra preocupación no tendría sentido.

- ¿Qué diferencia encuentra entre las selecciones del 78 y 86, las dos que ganaron mundiales?

- No muchas. Es más, creo que todos los campeones mundiales estamos olvidados. ¿O alguien sabe qué fue de la vida del arquero Héctor Zelaya (tercer arquero del 86), o de Rubén Pagnanini (integrante del plantel del 78). Lo único que se logró fue que la esposa de José Luis Cuciuffo (que falleció en un accidente) recibiera un pago mensual de parte de AFA y eso fue cuando se comprobó que la mujer y sus hijos tenían graves problemas económicos. Creo que ninguno de los dos planteles tuvo el reconocimiento que se merecen.

- Tarantini declaró en la TV que cuando gritó con tanta vehemencia su gol contra Perú fue en respuesta a la Junta Militar y que cuando Videla los fue a saludar al camarín, él se pasó las manos por los testículos antes de estrecharle la mano...

- No le creo. El gol se los gritó a un grupo de hinchas brasileños que había en la cancha y que alentaban a Perú. Y difícilmente le puede haber dado la mano a Videla porque Videla no le dio la mano a nadie. En ese momento Tarantini tenía 21 años y solo se preocupaba por su peinado; no tenía idea de lo que pasaba y ahora se quiere hacer el revolucionario

- ¿Algún día habrá una amnistía con las dudas que dejó la obtención del Mundial 78?

- Fue un campeonato ganado legalmente por más que el gobierno fuera lo que fuera. En 2008 fuimos invitados a tomar el té con Máxima Zorraguieta. La invitación la hizo un periodista holandés que escribió un libro sobre ese campeonato. En la reunión estaba la señora Nora Cortiñas, de Madres de Plaza de Mayo, ya que a Máxima le criticaban por aquellos años que su padre (Jorge) había sido colaborador del Proceso. Bueno, Máxima dijo: Cuando pasaba todo eso con mi padre, yo era una niña, no entendía nada". Eso es más o menos los que nos pasaba a los jugadores: no sabíamos lo que pasaba en medio del Mundial 78.


Nota de la redacción: Leopoldo Jacinto Luque murió hoy lunes 15 de febrero en Mendoza, luego de estar internado varias semanas y en grave estado a causa de coronavirus.