"Los médicos ocultamos nuestro trabajo para no ser discriminados" - Mendoza Post
Sábado 6 Jun 2020Sábado, 06/06/20 atrás
porFlorencia Silva
Editora Post

En Argentina, según el último parte del Ministerio de Salud de la Nación, hay 840 nuevos casos de coronavirus. En total, tenemos 632 fallecidos y 21037 contagiados. 

Pero detrás de estas cifras frías, están las historias de los pacientes y sobre todo de los médicos que luchan contra la pandemia. Sobre todo en Buenos Aires, la región más afectada del país.

Paula Páez es una médica mendocina que lleva cuatro años trabajando en el sistema de salud público de provincia de Buenos Aires y libra, día tras día, la batalla contra la pandemia. En primera persona, habla de sus temores, de la falta de insumos en los hospitales, de la sensación de vulnerabilidad de que tienen los médicos y el riesgo permanente al contagio.

- ¿Cómo evaluás la situación sanitaria del país desde tu lugar profesional? 

La situación sanitaria del país es crítica, pero ya desde hace varios años y se intensificó con la pandemia. La infraestructura, la cantidad de personal, los material, no son los adecuados. Tenemos que trabajar con pocos materiales que rápidamente se acaban, no hay gasas, no hay guantes.

- ¿Qué le dirías a la gente que no cumple la cuarentena o, peor aún, a quiénes niegan la existencia del virus?

Es entendible que cuesta quedarse en la casa pero también hay que pensar que es una situación excepcional, muchos de nosotros jamás vivimos una pandemia, pero es algo que sirve, que está bien implementado, que hay que cumplir. 

En cuanto a las personas que no creen que existe el virus, cuando no lo viven de cerca cuesta creer, sobre todo en el contexto sociocultural que vivimos. El virus existe y es muy peligroso para personas mayores y personas con enfermedades previas. El tema es que una persona joven puede estar contagiando y no darse cuenta. Las personas que no creen en el virus debería pensar que pasa si después de haber roto la cuarentena y de haber visitado un familiar, a los días se entera que lo tiene, como va a hacer para vivir con la culpa de haber contagiado a un ser querido. 

Ver: Médicos mendocinos protestaron porque dicen que les faltan insumos

- ¿Cuál fue la experiencia más dura que te tocó vivir durante esta pandemia?

La situación más dura fue estar en contacto con un paciente que venía derivado de otra institución sin síntomas de coronavirus. Venía por otra patología, lo recibí ,lo atendí con elementos de protección muy básica y me enteré al otro día que se le había hecho el hisopado y había dado positivo. Ahí entrás en la angustia de decir porque no tenía elementos más adecuados. El tener que vivir el hecho de que quizás me había contagiado, que no pasó pero podría haber pasado. Además, está la angustia de todos los días de ir a trabajar con el riesgo de contagiarnos, es una angustia generalizada de todo el personal, por el riesgo de contagio, de no quedarse en tu casa y hacerle frente a la pandemia y no solo contagiarse uno sino contagiar a los familiares. 

- ¿Cómo es tu rutina diaria desde que estamos en esta situación?

Mi rutina cambio. Desde utilizar ropa de traslado al hospital que no sea la misma que uso adentro del hospital, las medias, el uniforma de trabajo, llegar al domicilio y sacarme toda la ropa, bañarme. Estamos trabajando muchas horas, al tomar tantos recaudos también se demora la atención, porque uno tiene que vestirse con todos los elementos de protección y también desinfectar todo antes de la llegada de otro nuevo paciente. 

- ¿Sufriste algún tipo de situación de discriminación?

Situaciones de discriminación no he tenido que vivir pero si tengo compañeros a los que les ha pasado, que se han estado trasladando con ambos y al verlos la gente así los ha hecho bajar del colectivo y demás. Yo creo que no me ha pasado porque he ocultado a que me dedico para evitar cualquier tipo de discriminación, en general los médicos no decímos a que nos dedicamos para evitar esta situación.

- ¿Sentís que los médicos y el personal de salud están desprotegidos? 

Los médicos estamos desprotegidos, gran cantidad del personal de salud se ha comprado, con su propio dinero, los elementos de protección, antiparras, barbijos, mamelucos, máscaras. También hemos contado con la ayuda de muchas personas que nos han donado. En mi servicio nos donaron máscaras, la estructura, y nosotros las terminamos de hacer con radiografías que desteñimos. El material que tenemos no es el adecuado pero gracias a la cuarentena la mayoría hemos podido abastecernos, de nuestro bolsillo, con los materiales para poder enfrentar la pandemia.

- ¿La situación en los hospitales es la que refleja el gobierno o es más grave?

La situación es la que se refleja, es una enfermedad de notificación obligatoria ya desde el laboratorio, una vez que ingresa la muestra se carga en el sistema de conteo de casos.

Si, es real. Las cifras que informa el gobierno, de contagias, de muertos es real. El problema es que se agrava con la falta de elementos necesarios o se le niega al personal médico que se le realice el hisopado. Al haber estado en  contacto con el paciente tuve que estar en aislamiento pero no me quisieron hacer el hisopado y ahí entré en la duda, si yo estoy asintomática y voy al hospital después del aislamiento y contagio a un paciente. Eso te genera mucha angustia e incertidumbre y si, nos han negado hacernos los hisopados, al menos que tengas síntomas, ahí si te los hacen.


Ver: "Infectadura": la dura carta de científicos e intelectuales al Gobierno