Cornejo: "Un mal gobierno puede perder todo en dos minutos" - Mendoza Post
Viernes 27 Sep 2019Viernes, 27/09/19 atrás
porRicardo Montacuto
Director Periodístico

A pocas horas de las elecciones de gobernador, Alfredo Cornejo luce tranquilo. Confía en un triunfo de su candidato Rodolfo Suarez, aunque cree que en caso de ganar, los márgenes podrían ser menores a lo que indican las últimas encuestas. Esa confianza moderada choca con el entusiasmo creciente de un peronismo que confía en dar el batacazo.

En una charla de media hora, el gobernador sintetizó qué piensa del escenario actual, de los debates, de las propuestas del peronismo, del estado de Mendoza, y del futuro inmediato gane quien gane. Cree que sin un acuerdo básico entre las fuerzas políticas sobre déficit, deuda y política exterior, la Argentina se colocaría ante un abismo.

Qué piensa, y qué ve hacia adelante el gobernador del orden y la austeridad que inventó "la revolución de lo sencillo", y que en dos meses y medio termina su gestión.

- ¿Está viendo los debates?

- No...-

- ¿Por qué?

- Porque se me ha superpuesto con actividades oficiales. Llegué al "ping pong" final del debate en Canal 7. Anoche (por el miércoles), además, estuve jugando al fútbol. (Risas) Es alarmante que los candidatos no sepan quién es el autor de "Virgen de la Carrodilla", ni de "Otoño en Mendoza".

- ¿Es tan importante que un candidato a gobernador lo sepa?

- Demuestra falta de conocimiento general, importante, de "mendocinidad".

- Cuando analiza los temas que se están discutiendo en esta campaña... ¿Los ve enfocados a los candidatos?

- El único que da el "piné" de hombre de Estado es Rodolfo Suarez. El resto, es pura demagogia. La única que tiene convicción aparte de Rodolfo, es Noelia Barbeito, la candidata de la izquierda. No se "panquequea". El resto... en privado dicen una cosa, y en público, otra... Por eso digo que el que da la medida es Suarez. En público y en privado dice exactamente lo mismo. El debate en general en Mendoza es muy chato... porque muchos dirigentes políticos mendocinos creen que los ciudadanos son estúpidos... los tratan como estúpidos... Entonces les dicen "...te voy a dar remedios gratis para todos los jubilados..." ¡Si la provincia no tiene competencia sobre eso...! Sin embargo, yo veo en Facebook jubilados que dicen "yo soy digno, quiero comprar y pagar mis remedios, pero quiero que tengan un precio razonable y justo..." Pero nadie le dice eso al jubilado... lo tratan de estúpido. En líneas generales hay una minoría que quiere que le regalen todo, que no quiere trabajar, que hace mucho ruido, que protesta, que no es "productivista". Pero la verdad es que la mayoría de los mendocinos no es así. Es gente laboriosa, de mucho trabajo...

- Tiene razón... pero hay un 30 % de pobreza en todo el país, en Mendoza también... Y estos no son todos populistas o que no quieren laburar... pero sí hay una parte que sólo puede pedir, porque es lo que han aprendido a hacer durante muchos años... ¿Cómo los saca? ¿Cómo se hace para que deje de estar sumergido?

- Eso es tarea de los candidatos, que deben explicarle a esa persona que aunque el Estado ayude, es necesario el esfuerzo y el trabajo de cada uno. Pero no se los dicen... No les dice "esto es así" porque quieren sus votos...

- En la campaña se viene debatiendo mucho "populismo" versus "cultura del trabajo". Sobre todo lo han planteado ustedes... basados en el "orden" del Estado y en la buena administración... en las transformaciones que han hecho... Pero el orden... ¿Gana campeonatos del mundo? ¿Con el orden se consigue trabajo?

- Ese es el rol del liderazgo de la política. Si los líderes sólo tratan de ganar sus elecciones y tener los votos, y no tienen ningún interés en educar a la ciudadanía; será muy difícil alcanzar objetivos. Yo me he puesto firme... y he dicho desde el principio y hasta el final, que esto se hace con esfuerzo, dedicación, trabajo. Con "meritocracia". Y que el Estado debe crear las condiciones mínimas. Y lo estamos logrando. Con un servicio que aunque básico, en muchos casos tiene mejor tecnología que en el sector privado, como en la Salud, donde el 50 % de los mendocinos no tiene obra social. Eso es todo un avance. ¿Cuántas colectas viste en los canales de TV, para un trasplante hepático, por ejemplo? No había ningún efector público en Mendoza que hiciera trasplantes hepáticos. Ahora el Hospital Central es uno de los cinco establecimientos públicos del país que los hacen. Cuando gobernaban los peronistas, con La Cámpora, con Paco Pérez, Anabel y Lucas Ilardo, no podían hacer funcionar ni los ascensores del Hospital Central. Y hoy se hacen trasplantes hepáticos. Se está ampliando el hospital... Y esos son los modelos que confrontan. Un Estado mínimo pero equipado que de los servicios.

- Hoy los chicos van a la escuela. Cuando gobernaban Paco Pérez y La Cámpora no se cumplían los 180 días de clases. Piden más presupuesto educativo. Y resulta que hay más presupuesto, ya sea nominal, por el "neto" como porcentaje del presupuesto, y por alumno. La matrícula pública subió por encima de la privada en Mendoza. Seguro que La Cámpora va a decir el versito de "la crisis de Macri hizo mudar a la gente de la educación pública a la privada". Pero resulta que la recesión lleva ocho años y en todo el país. Y sube la matrícula privada en las provincias vecinas y en Buenos Aires. Y en Mendoza subió la pública, porque acá hay clases. Estamos brindando condiciones mínimas, todavía falta.

- ¿Cómo siente que deja Mendoza?

- Mucho mejor de lo que la dejó Paco Pérez... Estamos dejando una Mendoza mucho mejor que la de 2015. Brillaría mucho más este gobierno con una situación económica mucho mejor. Por este sillón han pasado gobernadores que tuvieron vacas gordas, y otros de vacas flacas. A mí me tocaron las vacas flacas. Ese marca mucho el período de un gobernador. Me ha tocado recesión. A pesar de eso, y me siento orgulloso, hemos hecho funcionar el Estado. Lo que pasa en La Rioja, Tierra del Fuego, Catamarca, y por supuesto Chubut... Y se notan las malas administraciones. Aquí las provincias hemos recibido la coparticipación a tiempo, con 15 % de aumento, y sin embargo hay provincias que la ocuparon mal. Si hubiese seguido gobernando el equipo de Paco Pérez y La Cámpora, habrían dilapidado el esfuerzo. Se habrían endeudado para gastos corrientes, no pagarían proveedores, habrían dado paritarias que no se podrían pagar, y estaríamos exactamente igual que Chubut.

- ¿Le acompañó el "círculo rojo" de Mendoza?

- No. No creo que hayan acompañado, y no tengo resentimiento. Ahí se ven los liderazgos... No hay muchas ideas circulando. Los empresarios piden que les bajes los impuestos, y se lo piden a Pérez, a Jaque, a Cobos, o a Cornejo. No te piden que hagas eficiente el gasto. El "círculo rojo" pide por su interés particular. No pide por el interés general. Y el interés particular en esta provincia y en el país, está "sobre representado". Nadie está pensando en el interés general.

- Bueno... debería ser el rol de ustedes, de la política.

- Exacto. Por eso, viendo a los cuatro candidatos, veo que Rodolfo Suarez es el único que está pensando en el interés general. El resto quiere representar a la "suma de intereses particulares". Entonces, Anabel -por ejemplo- ofrece bajar impuestos y aumentar el gasto. Es "el chancho gordo que pese poco..." Y lo dice con total desparpajo, como si el ciudadano que la está escuchando fuese estúpido. Y el periodismo no repregunta mucho... A ver... ella quiere explotar Vaca Muerta, y no vi que le preguntaran con qué instrumento piensa hacerlo. El sector mendocino de Vaca Muerta es "no convencional". Debe explotarse con estimulación hidráulica. Pero su bloque y La Cámpora tienen un proyecto para prohibir el fracking en Mendoza... Y ahí está la contradicción. El interés particular hace que se hagan grotescos en esta campaña. Ella parece una "monja de convento" e incluso con pañuelo celeste y faldas por debajo de la rodilla en San Rafael, donde sabe que la mayoría de la gente está en contra del aborto. Quieren representar a todos los sectores, pero opuestos... Quieren representar a los que están a favor del fracking, y a los que están en contra. A los que están a favor del aborto, y a los que están en contra...

- Usted es el presidente de la UCR, viene una etapa política probable de peronismo, con Alberto Fernández presidente. ¿Cómo ve el futuro de Cambiemos? ¿Usted va a liderar la oposición? ¿Va a ayudar a Fernández, o será Leopoldo López e irá preso? ¿Alberto Fernández podrá gobernar?

- Primero, debo aclarar que no se ha votado y los partidos hay que jugarlos. Y vamos a ver quién gana. Ahora, en cualquiera de las dos hipótesis, Argentina debe resolver sus problemas económicos por medio de un acuerdo. Es lo más rápido. Pero no puede ser como en esta campaña "boleto gratis... todo gratis..." sin decir de dónde van a salir los fondos y cómo se va a pagar. No hay nada gratis en los servicios públicos. Alguien lo paga. Esos acuerdos de la Argentina deben estar fundados en el equilibrio fiscal, una política exterior abierta al mundo, no hay chance de cerrarse... ni Cuba lo hace. Ese acuerdo de racionalidad, para que produzca resultados debe durar por lo menos diez años. Y eso, los líderes políticos -peronistas, radicales, el que sea- se lo tienen que decir a la gente, al pueblo. Si no se puede llegar a un acuerdo... No sé... la verdad es que con el peronismo en la oposición, jamás se pudo llegar a un acuerdo. Desde la oposición, el peronismo ha sido un permanente "fragoteador" de acuerdos. Macri ha cometido muchos errores en la economía. Pero no creo que el peronismo le habría dado un acuerdo de equilibrio fiscal.

- No lo veo posible... la grieta es muy profunda... el peronismo tiene contradicciones... ¿Qué va a hacer Fernández, un ajuste para llegar al equilibrio fiscal?

- Argentina gasta más de lo que produce. No vamos a poder progresar sin un gran acuerdo, sensato. Entonces, sin acuerdo, ya sea gobiernen Macri o Fernández, la otra vía es una gran devaluación que nos empobrece a todos. Unos pocos ganan...

- ¿Cómo le explica a un argentino que tiene que ser pobre? Para hacer un acuerdo de diez años, en la Argentina hay que cambiar hasta la Constitución.

- Exactamente... Lamentablemente en la reforma de 1994 se perdió la oportunidad de generar un sistema parlamentario. Menem, lo único que quería era su reelección. Y perdimos la oportunidad de colocar una figura de primer ministro que reporte al parlamento. Se cambió por un jefe de gabinete que en realidad no es útil a los fines de esa reforma. Si se hubiese hecho como corresponde, una crisis como esta permite que el primer ministro reconfigure la mayoría y avance, sin necesidad de debilitar a un presidente. O incluso ese primer ministro el Congreso lo puede cambiar, o el presidente le puede pedir la renuncia. Así tendríamos reformas impositivas, laborales... Con un primer ministro con poder en el Congreso, habría sido posible.

- Usted es muy optimista... No podría convencer a los gremios, o a la mayoría de los gremios, de ninguna reforma...

- Esto es así: Si no creyera que es posible, no me dedicaría a esto. Yo hice el ítem aula. Al principio, todos lo resistían. Después, comprendieron que era bueno... no sólo la Corte lo dio constitucional. En el sistema educativo, lo valoran los docentes. Dimos la pelea de la nueva Ley de Movilidad Urbana, para incorporar nuevos servicios de transporte. Los taxistas, por su interés particular, decían que era la quiebra... Hay que poner liderazgo y saber golpear la mesa en el momento adecuado. Tener "timming". El peronismo hizo algunas cosas... privatizó las empresas públicas. Lo hizo mal, porque hubo corrupción. Pero lo hizo...

- Debe ser muy cansador "...ser Cornejo..." todo el día.

- ¿Por qué...?

- Bueno... Debe de decir más "no" que "sí" la mayor parte del tiempo...

- Sí, por supuesto. Aunque finalmente la mayoría de la gente comprende el mensaje. Ocurre que hay que ser justo en la administración de las decisiones.

- ¿Qué le produce orgullo de su gestión, qué le faltó?

- Hemos hecho una gran contribución a los que menos tienen, al mantener un Estado que funcione, con servicios mínimos y equipados que funcionan. No sé cuánto es la valoración general de que haya clases y la educación funcione, que los hospitales estén equipados... que bajen los robos agravados y violentos, y los homicidios... y eso objetivamente está bajando. Obvio que siguen ocurriendo... Todo esto me produce orgullo. Claro que puede venir un mal gobierno, y perder todo en dos minutos. Ayer, el laboratorio de ADN tuvo ocho "match" positivos de casos de años atrás. A un hombre le imputaron violencia de género, lo validaron contra la base de datos, y resulta que dio positivo de un caso de violación que estaba impune.

- En el escenario probable de que gane Suarez... ¿Qué van a hacer con la campaña nacional? La oposición vive diciéndoles "Suarez es Macri, Cornejo es Macri"

- Nosotros vamos a hacer lo mismo que en las PASO nacionales. La verdad es que yo no estaba muy convencido de ser diputado nacional. Me fui entusiasmando... viene una etapa política muy fuerte. Y yo quiero representar a esa mayoría de mendocinos de los que veníamos hablando... Suena lindo, pero yo no quiero representar a los vagos que no quieren trabajar, a los que extorsionan por un plan de empleo y cortan calles. Acá, el que quiere progresar... se tiene que trabajar, esforzar, y tiene que estudiar. Si no, no podrá progresar. Y que no sea sólo a costa del que trabaja... aumentándole el impuesto al que produce, para financiar al que hace 16 o 18 años recibe un plan de empleo. Es lo que quiere la mayoría de los mendocinos, y van a entender que al momento de ir al Congreso hay uno sólo que puede representarlos. Soy yo.

- Ha tenido una relación tensa con Macri...

- Creo que el presidente no valora la acción política como medio para hacer cambios culturales. Él quiere un país abierto al mundo, que comprenda la economía y la producción... el sueña con un país así, pero no se da cuenta de que ello se consigue con política. No se da cuenta que el populismo que se enseñoreó en la Argentina en todos estos años, ha sido por la acción política de los principales dirigentes del kirchnerismo y de La Cámpora. Que nos tratan como a estúpidos... "Hay una conspiración internacional contra nosotros... y te vamos a defender... no hace falta trabajar, ni estudiar, ni esforzarse... todo te lo vamos a resolver desde nuestro Estado paternalista". Esas "conspiraciones" permiten a muchos no pensar, no ser críticos...

- Como cuando le echamos la culpa al árbitro.

- Exactamente. Perdimos porque nos perjudican, no porque jugamos mal. El kirchnerismo, La Cámpora, han pregonado ese modelo con acción política. Ahora, un proyecto de libertad, de progreso, de meritocracia, requiere de una gran acción política. Creo que Macri no lo comprende y comprime la política a la "partidocracia". Y eso ha sido un error, y espero que lo haya comprendido. Lo hemos hablado mucho...