La obra privada en un buen pero riesgoso momento - Mendoza Post
Por: Mendoza PostJueves 19 Nov 2020

La construcción se encuentra en una etapa marcada por agentes económicos a los que les sobran pesos y ven a las inversiones inmobiliarias como una oportunidad para la reserva de valor. Esto se ve en el alza de venta de lotes y unidades que en los últimos meses observan los desarrolladores.

A su vez, el costo de la construcción medido en dólares oficiales es el más bajo en décadas, lo que significa una buena oportunidad para emprender, pero con un riesgo muy alto en la perspectiva de los tres años que requiere el fondeo de un desarrollo inmobiliario, publicó Clarín.

Sin embargo, el stock construido no tendría compradores aptos si no se logra ampliar el acceso al crédito hipotecario y, en este sentido, la creación del Régimen Especial de Inversión Colectiva para el Desarrollo Inmobiliario anunciado por la Comisión Nacional de Valores (CNV) es vista como una buena oportunidad.

El precio (en dólares) es el más bajo en décadas 

Empresarios del sector señalaron que, si bien es cierto que medido en dólares está todo barato, "la demanda está muy lejos, hoy tenemos la relación salario/m2 más deteriorada".

Ver también: "Hay 346 nuevas Pymes impulsadas por Mendoza Activa"

Además, la oferta está condicionada por el alto componente impositivo, que va del 41 al 45% según la jurisdicción de la obra.

La presión impositiva alienta la competencia desleal de la construcción informal. Ricardo Griot, de Grupo Pecam, aseguró que las cámaras manejan estudios que demuestran que una desgravación beneficia al Estado en la recaudación al ampliar la base contributiva de obras formales.

Griot resaltó el diálogo fluido entre las tres cámaras del sector, junto con la UOCRA, y la participación en la mesa de trabajo abierta con distintos sectores del Gobierno nacional y de la Ciudad. Todos interesados en el potencial de la obra privada para generar empleo, recaudación y reactivación económica.

Se necesita ampliar los créditos hipotecarios

Por su parte, Florencia Miconi, representante de IMASA se mostró a favor de las exenciones fiscales en Bienes Personales y las postergaciones en el pago de Ganancias. "Los vehículos de la CVN o los créditos hipotecarios van a servir en el largo plazo. Será bueno para el sector y para el Estado porque van a llevar recursos informales. Pero necesitamos reactivación en el corto plazo".

Miconi afirmó que en mayo y junio vieron una reactivación importante tanto en contrataciones de obras de terceros como en las ventas de los productos que IMASA ofrece en Mar del Plata.

"En 2020, hasta junio, tuvimos más ventas que en 2019. Después hubo tres medidas de la política que a mi parecer fueron inoportunas: Vicentin, el proyecto de impuesto a la riqueza y la reforma judicial. Más tarde, la disparada del dólar blue y MEP asustaron al inversor y retrajeron la demanda, que es justamente lo que hay que fomentar porque la oferta está", opinó.

La presión impositiva traba al sector

El titular de CRIBA, Santiago Tarasido, también destacó el diálogo con los funcionarios y sindicatos para aunar fuerzas. "Es un momento en que el sector público está muy complicado desde sus recursos y hay que poner al sector privado como protagonista", afirmó.

Mirá: "Suarez apuesta al sector privado para salir de la crisis"

Esta nota habla de: