Colombia podría ser desafiliada de la FIFA - Mendoza Post
Por: Mendoza PostLunes 2 Ago 2021

Por un lío judicial con el Club Deportivo Cortuluá, Atlético Nacional no puede inscribir jugadores nuevos para la próxima temporada del fútbol colombiano en tanto no le pague cinco millones de dólares que le adeuda. La institución "verdolaga" ha acudido a todo tipo de apelaciones para evitar pagar semejante cantidad de dinero, pero su último movimiento podría dejar a la Federación colombiana desafiliada de la FIFA.

La manzana de la discordia

Según informó el diario deportivo Bitbol, la disputa entre ambas instituciones comenzó cuando Atlético Nacional envió al delantero Fernando Uribe en condición de préstamo a Millonarios, en donde jugó por un año. Al terminar su contrato quedó como agente libre y fue fichado por el Toluca de México.

El problema fue un convenio firmado entre Nacional y Cortuluá, equipo donde surgió Uribe, en el que el club verde se comprometía a vender al jugador en no menos de 10 millones de dólares y que la mitad de esa suma debía corresponder al conjunto vallecaucano, dueño del 50% de su pase.

Fernando Uribe.

En una entrevista concedida a la emisora colombiana Blu Radio, el presidente de Cortuluá, Ignacio Martán, afirmó que confió en que Atlético Nacional vendería a buen precio al jugador. Sin embargo, el club verde dejó que se venciera su contrato, dejándolo libre e incumpliendo su promesa.

Cuando Uribe se fue a México, Cortuluá exigió como indemnización los cinco millones de dólares estipulados en el contrato, pero Nacional argumentó que no le correspondía pagar nada debido a que no ingresó ningún dinero porque no hubo transferencia.

Ver: Las Leonas se metieron en semifinales en Tokio

Fue entonces que el club vallecaucano denunció el caso ante la Comisión Nacional del Jugador de la Dimayor, que falló a su favor. Nacional apeló ante la Federación Colombiana de Fútbol, que mantuvo la decisión en firme, y luego llevó el caso al TAS, que determinó que el verde solo debía pagar 150 mil dólares.

Sin embargo, Cortuluá acudió al Tribunal Superior de Suiza, que anuló la decisión del TAS bajo el argumento de que ya se había pasado por dos instancias.

Así se mantuvo la sanción en contra de Nacional de no poder inscribir jugadores nuevos en la presente temporada en tanto no salde su deuda.

Sobre esta polémica, el entonces presidente de Nacional, Juan Carlos de la Cuesta, afirmó para los medios que "el convenio estaba basado en una venta. Nunca dijimos que nosotros teníamos que retener al jugador, que si pasados tres años el jugador no se vendía había que darle un dinero a Cortuluá, nada de eso. Después se terminó el contrato de Uribe, él se fue a México y todos perdimos".

Tiembla la legitimidad de la justicia deportiva en Colombia

El equipo verdolaga contrató para ganar el caso al exfiscal de Colombia Néstor Humberto Martínez, cuya estrategia fue que los jugadores que no han podido ser inscritos presentaran una acción de tutela en contra de la Dimayor alegando ver vulnerado su derecho al trabajo. Sin embargo, la tutela fue declarada como improcedente por parte de la justicia colombiana.

Entonces el club presentó otra tutela en contra de la Federación por "violar sus derechos al acceso a la justicia, al debido proceso y a la defensa, al pretender cobrarle mediante coacción una deuda sin dar opción alguna para poder controvertirla judicialmente".

Según el exfiscal Martínez, debe ser un juez de la República y no un tribunal o instancia deportiva, el que debe decidir y obligar a Nacional a través de una sentencia a pagar los cinco millones de dólares.

Martán afirmó que como respuesta pediría a la Federación la desafiliación de Nacional, ya que viola no solo sus estatutos sino los de la misma FIFA, que establecen que ninguna disputa entre clubes de federaciones asociadas puede ser llevada a la justicia ordinaria.

Así las cosas, lo que está en juego no solo son los cinco millones de dólares sino la legalidad y legitimidad de la Federación Colombiana de Fútbol y la Dimayor en este tipo de situaciones.

Ver: La Selección argentina de vóley se metió en cuartos de final

Ante este panorama, el máximo rector del fútbol mundial, como última medida, podría desvincular a la FCF, lo cual significaría que los clubes colombianos no podrían volver a jugar torneos internacionales y, por si fuera poco, la Selección Colombia no podría disputar las eliminatorias ni mucho menos el mundial de Catar. Para evitar esto, la Dimayor debe desasociar a Nacional, lo que le impediría participar en cualquier torneo profesional de fútbol.

El club verde tendría que retirar la acción de tutela para evitar este inconveniente.

Esta nota habla de: