En Grecia, donde se registraron temperaturas superiores a 44 grados, hay más de 13 mil hectáreas afectadas por el fuego. Mientras tanto en Italia los bomberos lograron controlar más de 800 focos de incendios en apenas 24 horas.