Intimidad, alegrías y enojos del acuerdo en Cambia Mendoza - Mendoza Post
Intimidad, alegrías y enojos del acuerdo en Cambia Mendoza

Los lugares del PRO. Las discordias. Los encuentros reservados. La lista. Las negociaciones pendientes. La partida de la Coalición Cívica. La anécdota del quinto diputado.

Intimidad, alegrías y enojos del acuerdo en Cambia Mendoza

Miércoles 14 Jul 2021
porRicardo Montacuto
Director Periodístico

Tres reuniones reservadas, dos de tres personas y una de dos, terminaron destrabando el trabajoso acuerdo en el frente oficialista Cambia Mendoza, entre la UCR gobernante y su principal aliado, el PRO. Antes, fueron tejiendo una maraña de desencuentros en público, mientras en privado se iban negociando los términos. No podría decirse que la nueva constitución del frente implique un "armisticio", pero sí un acuerdo razonable entre políticos expertos, en una provincia en la que gobiernan. Romper la alianza habría sido un error político grosero frente a un peronismo que está entero y que cuenta con el gobierno nacional. Pero la fractura estuvo cerca. De hecho, en esta "edición 2021" Cambia Mendoza llega a las primarias sin dos de sus principales socios de antaño, el Partido Demócrata (el sector arcaico, digamos), y la Coalición Cívica, que armaron "rancho aparte" con el Mendo Exit, y una serie de agrupaciones pequeñas.

El domingo, hubo un cónclave de tres entre el gobernador Rodolfo Suarez, el diputado nacional Alfredo Cornejo, y el también diputado nacional Omar De Marchi. Ayer a la mañana, desde las 9:00 hasta pasadas las 10:00, la reunión fue a solas entre Cornejo y De Marchi, y luego ambos fueron a la Casa de Gobierno para terminar los deberes junto al gobernador. Fiel a sus costumbres de ex intendente de Mendoza, Suarez anotó el "arreglo" en un papel y lo guardó en su escritorio. Luego, convocaron a dirigentes varios, al vicegobernador Mario Abed más algunos intendentes, para completar la foto.

La foto, un tanto desangelada, ayer a la mañana. 

El acuerdo entre la UCR y el PRO para formalizar el frente era la única salida razonable, lógica y política, a un conflicto latente sobre el manejo del poder, que de todos modos no ha sido zanjado. Pero digamos que Omar De Marchi se ha conformado con la palabra de Suarez, algo así como el garante del acuerdo, para considerar al PRO más como un aliado permanente en el gobierno, que como un mero compañero electoral.

Además de estas conversaciones, desde el sábado hubo otro minué en paralelo, entre los presidentes partidarios Tadeo García Zalazar (UCR) y Álvaro Martínez (PRO), junto a Andrés "Peti" Lombardi y Sebastián Bragagnolo. Los cuatro intentaron dibujar el trazo grueso que luego sería refrendado por el trío Cornejo-Suarez-De Marchi. Las reuniones no fueron sencillas. Ni muy amables. Los dirigentes del PRO se dedicaron a "apretar" todo lo posible a los radicales con su posible salida del frente, ampliamente promocionada incluso "on the record" si las demandas de mayor participación en las listas y el gobierno no eran satisfechas. Y los radicales, zorros viejos de la política, lograron hacerles transpirar frío a sus interlocutores con respuestas de regateo y rostro de póker. El sábado, en una de las reuniones en el Comité Provincia de la UCR, Lombardi -que es presidente de la Cámara de Diputados- ejerció tan duro su rol de "policía malo" facturando una larga lista de "inconductas de socios..." a Bragagnolo y Martínez, que el intendente de Luján de Cuyo llegó a ponerse de pie y anunciar "...si este va a ser el tono, nos vamos..." Álvaro Martínez, que es diputado provincial, debió haber pasado un susto padre. Es -potencialmente- el principal candidato a ocupar la candidatura a diputado nacional en tercer término por Cambia Mendoza. Más difícil le habría sido llegar al Congreso de la Nación desde un ignoto "afuera" y con su partido intervenido por el PRO nacional, tal es la sanción anunciada a quienes retiren sus pies del plato.

Mientras el radicalismo hacía silencio, acordaba con socios menores y algunos dirigentes del PRO se quejaban en público y privado por el "destrato" de la UCR, "pasaron cosas". Cuentan que habría existido una conversación en tonos muy severos entre la presidenta del PRO Patricia Bullrich, y el propio De Marchi. Y que ello habría contribuido para bajar la temperatura belicosa del lujanino, que le hizo llegar un mensaje a Cornejo: "...mejoren la oferta". Y así se hizo, sólo que el boleto no lo pagaron los radicales, sino la Coalición Cívica.

El lote en Júpiter

El acuerdo entre el PRO y la UCR se terminó resolviendo por el quinto escaño a diputado provincial en el Primer Distrito. El quinto de ocho. Para acceder a esa banca, hay que hacer una elección muy buena sobre todo en Capital, Las Heras, y Guaymallén. Josefina Canale llegó a la cámara baja de la provincia desde ese lugar en la lista. Es la ex titular del Instituto de Juegos que ahora milita en el Partido Demócrata Progresista, aliados a la UCR, que se escindieron del ala "jurásica" gansa que comandan Carlos Balter y Gabriel Llano. Parece que mientras la dirigencia PRO lanzaba sus proclamas separatistas, la Coalición Cívica cuyo principal referente en Mendoza es Gustavo Gutiérrez, recibía la oferta de ese quinto escaño en la lista del primer distrito. Pero no les fue suficiente. Otro de los referentes "lilitos" les llegó a decir a los negociadores de la UCR que esa banca equivalía a un "lote en Júpiter". Se declararon ofendidos, y terminaron en la otra foto con el PD, el Mendo Exit, y aliados de menor envergadura. No tardaron ni diez minutos en el PRO para tomar la oferta de esa banca "reasignada". Que se completa con otros lugares en las listas distritales, aunque podría haber cambios sobre todo para cumplir con la paridad de género. Pero en principio, el PRO habría conseguido en la lista del Frente el tercer y el quinto diputado del primer distrito, o un senador y el tercer diputado, el tercer diputado del segundo distrito, los terceros a ambas cámaras del tercer distrito, donde está Luján, el búnker electoral más fuerte del PRO, y un tercer legislador en el cuatro distrito. Según las fuentes, los "entrables" del PRO serían entre cinco y seis si hay una muy buena elección del oficialismo, con un riesgo. Si hay una tercera fuerza que concite alguna atención -ya sean el PD Jurásico, o el Partido Federal con Carlos Iannizzotto- el PRO tendrá una menor renta electoral. Lo mismo si Cambia Mendoza pierde en el Segundo y en el Cuarto Distrito, donde el peronismo es muy fuerte. Los macristas deberán trabajar muy duro en la campaña para llegar a la Legislatura y los concejos deliberantes con mayor representación.

La firma con los socialistas.

Las pretensiones del PRO en las listas nacionales de Cambia Mendoza resultaron discretas. Han acordado sólo el tercer candidato a diputado nacional, que sería el ya apuntado Álvaro Martínez.

¿Quedaron saldadas todas las diferencias? No. El frente se ratificó, pero ahora hay que elaborar las listas de candidatos, y relevar la opinión de los intendentes en cada distrito. Puede haber modificaciones. En la UCR lanzan advertencias. "Si en Luján no son muy generosos, que no esperen generosidad de los intendentes radicales". Presión para Bragagnolo.

Equilibrio, pero con sal en las heridas

Esta vez, la ruptura de Cambia Mendoza estuvo cerca. Es cierto que primó la razonabilidad, pero hubo intervención nacional y operaciones cruzadas de todo tipo. De Marchi se quedó conforme con el resultado. Hace cuatro años, o seis, el PRO era un partido "franquicia" de Buenos Aires. Ahora, pasarán -si les va bien- a tener un macizo de ocho o nueve legisladores, y un diputado nacional más que se sumará a De Marchi. El saldo los dejó conformes, y hubo cierta algarabía en un zoom partidario que hubo ayer para comunicar las novedades,

En la UCR también quedaron conformes con el frente y evitar una batalla sangrienta con el PRO, pero calientes, si cabe este término en política. "Se la pasaron extorsionándonos con abandonar el frente..." se quejan. Incluso algunos intendentes propusieron acelerar y romper ahora con el PRO, y no esperar a que en 2023 De Marchi parta hacia una eventual carrera de gobernador, haciendo daño a la UCR.

Mujeres, y la lista principal

En el PRO y la UCR parecieran no abundar las mujeres "que midan". De hecho, en el partido del gobierno apenas si son mencionadas como elegibles las ministras Mariana Juri y Ana Nadal, la diputada nacional Claudia Najul, la senadora Natacha Eisenchlas, la legisladora Daniela García y la concejal capitalina Beatriz Martínez, para las listas nacionales. Vaya un detalle. Alguien advirtió ayer que en la foto del acuerdo UCR-PRO en la Casa de Gobierno no había mujeres, y salieron rápido a reclutar a algunas.

Ministra Juri, día de vacuna. Más atrás, Ulpiano Suarez.

Luego de estos acuerdos, y de sumar UCR, PRO, Partido Socialista, Unión Popular Federal (el partido de Jorge Difonso), el Partido Renovador Progresista (José Videla Sáenz), el Frente Liberal Productivista (Rodolfo Vargas Arizu y sus aliados Republicanos Unidos), Libres del Sur, Masfe (del pastor Héctor Bonarrico), lo que se sabe de la lista principal a legisladores nacionales de Cambia Mendoza estará encabezada por Alfredo Cornejo al Senado de la Nación, con una mujer que sería propuesta por Suarez. En diputados nacionales, encabezará Julio Cobos, la segunda serían Claudia Najul o Natacha Eisenchlas, el tercero sería Álvaro Martínez, y el cuarto y quinto quedarían definidos en acuerdo con los otros partidos, o a través de la PASO, ya que los liberales irán con lista propia para buscar instalarse y meter la mayor cantidad posible de candidatos en las listas.

La probable participación de otros socios en las listas de Cambia Mendoza (incluyendo concejos deliberantes) se irá definiendo en la semana. Se sabe que hay compromisos especiales con Jorge Difonso, por ejemplo, y que habría que tener una "atención" con el pastor Bonarrico, que puede acercar al oficialismo una parte del voto evangélico.

Luego, hay casos particulares. En los corrillos políticos no son pocos los que preguntan por el destino de Luis Petri. El diputado nacional por la UCR es uno de los más activos y estudiosos de la cámara. Cumple ocho años en el Congreso, y son muy escasas las chances que tiene de reelección. "Es hora de que Luis vuelva a la provincia..." dijo uno de los dirigentes consultados. Hubo especulaciones sobre Petri y una posible candidatura en la CABA. Pero fue desmentida.

Tras el cierre de los frentes, queda el trabajo "fino" de armar las listas y presentarlas a la justicia electoral. El plazo para ello vence el sábado 24 cuando el reloj marque las doce de la noche. Pero no se esperan sorpresas mayores en el oficialismo.

Te puede interesar: El PD, la Coalición Cívica y el MendoExit juntos en un frente electoral

Por supuesto, estos son días de "rosca", y nada se habló de la campaña en sí, ni de ejes probables de debate. Suarez opina que el mejor proselitismo es que en Mendoza, durante la pandemia, se pudo trabajar, estudiar,  salir, "turistear" y mantener aun así una condición sanitaria razonable, frente a provincias que hicieron de la cuarentena un culto, produciendo un daño enorme a sus economías.