No usaron sus propios nombres para triunfar - Mendoza Post
Sábado 28 Nov 2020
porGabriela Moreno
Periodista / dirige el blog "En la diaria"

La elección de un nombre artístico o seudónimo puede originarse por distintos motivos. En algunos casos es personal o de género, en otros una cuestión comercial o legal, en otras porque el elegido por mamá y papá o el heredado resultan difíciles de pronunciar o de recordar o simplemente porque algún representante dijo "no da" para triunfar y fue muy común en la época dorada de Hollywood hacer cambios.

Así como los 40 sucedió con Roy Harold Scherer, Jr. conocido como Rock Hudson, o con Issur Danielovitch Demsky, profesionalmente Kirk Douglas, o con Norma Jeane Baker, que se hizo famosa como Marilyn Monroe.

Así pasó con cientos de artistas y sigue pasando. Fue algo que se adoptó entre los actores o cantantes de distintas partes del mundo. En Argentina los ejemplos sobran y si bien muchos lo comentan cada tanto, otros nos sorprenden. La lista es larga, pero se pueden mencionar algunos.

La actriz y conductora Mirtha Legrand siempre dice que es Rosa María Martínez Suarez; Moria Casán es Ana María Casanova; Valeria Lynch es María Cristina Lancelotti; Nacha Guevara es Clotilde Acosta; Graciela Borges es Graciela Zabala; Andrea Frigerio es Andrea Luisa Mitchelstein; la cantante Marilina Ross es María Celina Parrondo y Cris Morena se llama Cristina De Giaconi. 

Mirtha y Moria en la mesa. Ninguna de las dos usa su nombre.

Entre ellos podemos nombrar a Adrián Suar cuyo nombre en el DNI es Adrián Schwartz Kirzner; el cantante Raúl Lavié es Raúl Peralta, el baterista Charly Alberti es Carlos Alberto Ficicchia Gigliotti, el actor Pablo Alarcón eligió usar ese nombre en lugar de Rodolfo Francisco Maraboto y Jay Mamón dejó para otras ocasiones el Juan Martín Rago.

Y también hay apodos como el de Alejandro Wiebe, Marley; el Panam de Laura Franco; el Mike de Ricardo Luis Amigorena, o elecciones como "Dignity" de Calu Rivero. Seguramente cada uno con alguna anécdota para contar.

Pero cruzando las fronteras hay algunos que conquistaron escenarios mundiales con el nombre "de fantasía". Estos son algunos de una lista que podría ser muy larga.

La ganadora del Oscar por La La Land, la actriz Emma Stone cambió su nombre, Emily Jean Stone, por las Spice Girls. Quería llamarse así por "baby Spice".

Emma Stone.

Jennifer Aniston es Jennifer Joanna Linn Anastassakis. Entendió que su apellido de ascendencia griega no iba a ser fácil de recordar. Y se ve que la decisión fue más que buena.

Jennifer Aniston.

Natalie Portman es Neta-Lee Hershlag. Su nombre es originario de Jerusalén y le pareció que no sería recordado con facilidad. Buscó algo similar para el de pila y agregó el apellido de su abuela. El éxito llegó desde Star Wars hasta el Cisne Negro sin escalas.

Natalie Portman.

Joaquín Phoenix es Joaquín Rafael Bottom. El apellido fue adoptado por toda la familia tras un problema con una secta en Puerto Rico de la que decidieron salir y empezar una nueva vida en Estados Unidos. Bien le fue y le va. Pero también le dicen el Joker.

Joaquín Phoenix.

Nicolas Kim Coppola sobrino del director de cine Francis Ford Coppola no quería triunfar como actor y que pensaran que era por acomodo. Tomó el apellido Cage de un personaje de Marvel, Luke Cage. Valió la pena? Unas 90 películas.

Nicolas Cage.

Michael Keaton tuvo que cambiar su original porque estaba repetido: Michael Douglas. Eligió otro abriendo una guía de teléfonos. Con Batman y Birdman ya valió el cambió.

Michael Keaton.

Woody Allen es Allan Stewart Königsberg y decidió dejar en el ambiente hogareño su ascendencia judía, porque pensó que podía ser discriminado en el ambiente de Hollywood.

Woody Allen.

Y Elton John que tomó la decisión de buscar algo más simple frente a Reginald Kenneth Dwight. Y no solo no se equivocó sino que se transformó en uno de los músicos mejor pagos del mundo.

Elton John.

Demi Moore cambió Demetria Gene Guynes, nombre más corto y el apellido de su primer marido el músico Freddy Moore. Su nombre quedó bien grabado desde Ghost.

Demi Moore.