Prohíben salir del país el mendocino acusado de abusar de su hijastra

Vivían en España. La adolescente contó todo el domingo. El lunes hizo la denuncia por abuso sexual en Zaragoza. Él huyó a la Argentina. El miércoles, la madre de la chica se quitó la vida. La justicia mendocina le impide salir del país al señalado por los abusos.

Prohíben salir del país el mendocino acusado de abusar de su hijastra

porRicardo Montacuto
Director Periodístico

El Ministerio Público Fiscal de Mendoza prohibió la salida del país, y le retuvo el pasaporte y el DNI a un hombre acusado de abusar de su hijastra cuando aún era una niña y durante dos años, y cuya esposa se suicidó el miércoles pasado en Zaragoza, totalmente desbordada por la situación. El hombre a quien identificamos como "Manuel", fue llevado a dar declaración "informativa" a la fiscalía que conduce Gustavo Stroppiana, el mismo del Caso Próvolo. Se negó a declarar -asistido por un defensor oficial- pero se le informó que no podrá salir del país, ni de la provincia, y se le retuvo la documentación. La adolescente víctima del supuesto abuso, ahora de 17 años, está aún en España junto a cuatro hermanitos todos menores de edad, que quedaron en Zaragoza al cuidado de una familiar de "tercer orden" de la mujer muerta. Hay gestiones urgentes desde distintos ámbitos, para traer a los menores de edad de regreso a Mendoza. Están interviniendo oficinas del MPF, de la Justicia de Familia de Mendoza, del Senado de la Nación, de la Cancillería, y del consulado argentino en Barcelona, que cubre la región de Aragón, donde viven los niños.

El drama fue publicado esta mañana en nuestro diario Mendoza Post. Luego, tuvo repercusión y tratamiento en diversos medios. Incluso el padre de la mujer que se mató, se presentó esta mañana en los estudios de Radio Nihuil y salió al aire en nuestro programa "Te Digo Lo Que Pienso".

"Manuel", como lo hemos llamado para poder contar la historia, y Romina.

La historia se puede resumir así, siempre con nombres ficticios por razones legales. María Elena (39) y su segundo esposa Manuel se fueron a vivir en febrero de este año a Zaragoza. Allí residieron un tiempo con familiares de la mujer, hasta que alquilaron un departamento. Llevaron con ellos a los cinco hijos. Los tres mayores, incluida una adolescente de 17 años, del primer matrimonio de María Elena. Y los otros dos, los más pequeños, fruto del matrimonio con Manuel. El domingo último y en medio de una crisis familiar, Romina (17), la hija mayor, llorando y afectada por una angustia incontenible, contó que Manuel la había abusado repetidamente durante dos años. Desde que ella tuvo diez años, hasta los doce. Esa confesión está grabada y fue aportada a la justicia española, y también aquí en Mendoza en la fiscalía de Stropiana. El hombre, a los gritos, negó todo. Pero esa misma noche dejó la vivienda familiar y al día siguiente consiguió huir en un vuelo hacia la Argentina. Ahora, está en Mendoza. El lunes 16, la semana pasada, Romina amplió y ratificó la denuncia, en la Unidad de Familia y Mujer de la Brigada Provincial de la Policía Judicial de Aragón. El miércoles, María Elena, la madre de la adolescente, se quitó la vida. Se ahorcó a 500 metros de su domicilio. Antes, le envió un audio a su padre -que vive en Mendoza- pidiendo perdón.

Más de este caso: El padre de la mujer que se suicidó en España: "El abusador está en Mendoza"

El suicidio de María Elena dejó una situación "explotada". Los cinco menores quedaron a cargo de la esposa de un primo de la mujer. Y empezaron las gestiones para traerlos de regreso a la Argentina. No es un trámite menor. La fiscalía no estaría en condiciones de imputar al acusado de abuso, si Romina no declara en Cámara Gesell de modo de ratificar lo que le dijo a su familia (cuyo audio ya está en la fiscalía local), y lo que declaró en Zaragoza en un tribunal.

El sábado, el padre biológico de Romina y de dos de sus cuatro hermanitos, presentó una denuncia en el MPF, aportando la documentación con la que contaba. Luego, la fiscalía citó a Manuel a declaración informativa. No es una imputación. Se le ofreció declarar -se negó- y le retuvieron el pasaporte y el DNI. Se le informó que hay una restricción y que no puede salir del país. Lo que está ocurriendo ahora es que entre la Justicia y quienes están ayudando desde otras oficinas del Estado, están viendo cómo hacer que Romina declare lo más pronto posible, o bien traer a todos los niños aquí, que han quedado en Zaragoza sin padre ni madre.

Más de este caso: Una historia mendocina de abuso, muerte en Zaragoza y fuga


Esta nota habla de: