Post: Mendoza PostLunes 27 Ago 2018Lunes, 27/08/18 atrás

 El alto precio de la moneda norteamericana y la gran incertidumbre que genera el mercado, las ventas de propiedades cayeron más de un 30 por ciento.

Otro de los factores más alarmante es el congelamiento de los famosos créditos UVA. Estos se encarecieron casi un 40 por ciento en menos de un año.

Ante este panorama, desde el Colegio de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires, aseguran que la mayoría de los créditos  se cayeron ante la suba del dólar y la incertidumbre que genera el mercado.

El crédito UVA se encareció 30% en un año y hay cierre masivo de inmobiliarias.

Este duro golpe se hace sentir en el rubro del ladrillo. Más aún, ante un rumbo de la economía que no genera certezas y producto de un escenario que se mantendrá incierto por varios largos meses, aseguran desde las inmobiliarias.

Las inmobiliarias enfrentan un difícil panorama. No tienen mayores opciones que retroceder en el tiempo y refugiarse en los alquileres, tal como hacían antes de que se instrumentara el sistema de créditos hipotecarios ajustados por el índice UVA. Tal es así, que muchas de ellas decidieron ajustar su personal y trabajar con lo justo.

La caída es todavía más pronunciada si se la compara con los datos de mayo pasado: 52,7 por ciento.

En la Ciudad de Buenos Aires, la baja en la cantidad de escrituras fue del fue del 11,3%, junio contra junio, y nada indica que este declive vaya a moderarse en el segundo semestre.

"La gente está muy preocupada y hay mucha incertidumbre. Esto no se revierte solo con unos días de un dólar relativamente quieto. Va a costar retomar el ritmo", advierte Pepe, dueño de una inmobiliaria.