La precandidata radical mendocina que mandó una adhesión a Massa - Mendoza Post
Por: Agencia DyNSábado 2 May 2015

El diputado nacional y jefe del Frente Renovador, Sergio Massa, relanzó anoche su precandidatura presidencial con un multitudinario acto en el que atacó duro al gobernador Daniel Scioli, a quien calificó como "un lorito servil", y prometió "barrer a los ñoquis de La Cámpora".

"Les quiero contar un secreto a más de 60 mil almas que hoy nos acompañan para que lo compartamos con cada argentino, de Ushuaia a La Quiaca: voy a ser presidente de la Nación", dijo Massa en uno de los tramos más destacados de su discurso en el estadio Vélez Sarsfield, en el barrio porteño de Liniers.

Con un mensaje orientado fuertemente a la seguridad, el candidato del Frente Renovador prometió que si accede a la Presidencia quiere "jueces independientes, no militantes" y remarcó que "la Argentina que viene no es la Argentina del doctor (Eugenio) Zaffaroni".

Ante un estadio lleno, Massa apareció en el escenario cerca de las 20, luego de que por el escenario pasara el grupo de música tropical "Los Palmeras", y la proyección de un video con el saludo de precandidatos radicales a la gobernación, como Gerardo Morales, José Cano y Luis Naidenoff, más el mensaje de su socio en el frente UNA, el gobernador José Manuel de la Sota.

A ellos se agregó la adhesión de la senadora y candidata a vicegobernadora de Mendoza Laura Montero (UCR) y un video con las palabras del Massa en el que una banderita que señalaba "La Argentina que se viene" iba de mano en mano por distintas situaciones cotidianas. 

La transmisión oficial se encargó de mostrar que entre los presentes se encontraban intendentes como Jesús Cariglino y Darío Giustozzi, dos referentes que amenazaron con abandonar el espacio, así como Francisco de Narváez, Guillermo Nielsen, Roberto Lavagna e integrantes de su familia liderados por su mujer, Malena Galmarini y sus hijos.