Una muerte a la mendocina con aroma a ajuste de cuentas - Mendoza Post
Por: Mendoza PostJueves 23 Abr 2015

La escena bien podría haber surgido de un policial de paladar negro, pero forman parte de una trama real y certera, con los condimentos de un ajuste de cuentas.

Ocurrió en la madrugada de este jueves, cuando Miguel Quiroga Gutiérrez de 35 años de edad fue intempestivamente ejecutado a balazos en una cochera ubicada en la calle Renato Zanzín 2051 de Godoy Cruz.

Quienes lo hicieron eran tres personas que se desplazaban en un auto Ford Escort en movimiento.

Fueron los vecinos los que se alertaron por lo ocurrido, luego de escuchar detonaciones que parecían calcadas a las de armas de fuego. No “parecían”, en realidad, sino que “eran”.

Esos mismos “testigos involuntarios” llamaron de inmediato al 911. Los uniformados llegaron de inmediato y constataron que Quiroga ostentaba tres heridas de bala en su cuerpo: dos en la zona del tórax y una en el brazo.

De inmediato descartaron hipótesis y se enfocaron en las dos más importantes: robo o ajuste de cuentas.

Según informaron fuentes del Ministerio de Seguridad de Mendoza al Post, la tesis que cobra más relevancia es la de la venganza, ya que Quiroga presenta un abundante prontuario por diversos delitos.

En el mismo sentido, es relevante el hecho de que el occiso haya sido baleado desde un automóvil en movimiento, sin aparente intento previo de robarle.

Inseguridad creciente

El crimen de Quiroga se suma a la creciente inseguridad que está viviendo Mendoza y que empezó a alertar a la ciudadanía.

Por caso, el licenciado especialista en seguridad Carlos Aldecoa habló al respecto esta semana al portal Cadena 3: “Todos los gobiernos anteriores, de diez años a la fecha o un poco más, no han dado con la tecla en relación a bajar el nivel de inseguridad, que ha sido creciente en los últimos años. Mendoza está en línea con el país en relación al crecimiento de la inseguridad", explicó.

Y agregó: "El problema más importante es que no se han tomado medidas estratégicas desde el punto de vista de la inseguridad, y creo que es por intereses políticos".

“Estamos haciendo algunos caminos erróneos porque damos subsidios sin objetivos de mejorar la situación social. Hay que entender la seguridad como una política de Estado", agregó Aldecoa, que es profesor de la carrera de Inseguridad Ciudadana y trabaja junto a los efectivos policiales.

Y culminó manifestando preocupación por la carencia de estadísticas sobre criminalidad: “No podemos saber cómo ir dónde queremos ir si no sabemos dñonde estamos. No sabemos cómo combatir el delito porque no sabemos dónde está".