Recesión y problemas para pagar sueldos condicionan las PASO en Mendoza - Mendoza Post
Por: Mendoza PostJueves 16 Abr 2015

El diagnóstico no es el mejor: un un contexto de caída de nivel de actividad, desaceleración de la recaudación y problemas con el gobierno nacional.

Para el diario El Cronista Comercial, ese será el contexto en el cual se llevará a cabo el domingo el primer test electoral para Francisco "Paco" Pérez.

El mismo matutino recuerda que el año pasado el nivel de actividad en la provincia cayó 3,8% un poco más que el descenso estimado para el promedio nacional, según los cálculos del Instituto de Estudios Sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (Ieral) de la Fundación Mediterránea.

Pérez, complicado en su primer test electoral

"La economía provincial en 2014 registró la segunda recesión en los últimos 6 años", apuntaron los economistas de Ieral Mendoza, Gustavo Reyes y Jorge Day, para quienes las perspectivas para 2015 no son buenas.

A su vez, de acuerdo al indicador de las provincias que realiza Federico Muñoz, el año pasado la actividad en Mendoza cayó por debajo del promedio nacional y se situó entre los tres distritos con peor desempeño económico, a pesar que en el último trimestre la evolución fue positiva.

El Cronista incluye luego un curioso párrafo: “En los últimos días el propio ministro de Economía, Axel Kicillof, que apoya la candidatura a gobernador de Guillermo Carmona, criticó a la gestión de Pérez al señalar en los últimos años Mendoza creció por debajo del promedio nacional y sobre la crisis que atraviesa la producción de vino advirtió que la nación ‘no puede sustituir lo que la provincia no logra’”.

El Cronista destaca el apoyo de Kicillof a Carmona

Y culmina asegurando que la situación fiscal de la provincia no es holgada. De acuerdo a los cálculos de la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP), las cuentas públicas de la Provincia de Mendoza presentaron un resultado financiero negativo de $ 487,4 millones, lo que implica una mejora del 65% respecto del registrado a fines de 2013 porque los recursos crecieron por encima del gasto. Sin embargo, este año la tendencia parece haber cambiado con ingresos creciendo a un menor ritmo y una aceleración en el gasto provincial.