Cómo ser un "maestro del ahorro" - Mendoza Post
Lunes 26 Feb 2018
porAna Montes de Oca
Periodista

Hace unos años la mejor manera de ahorrar era buscando las ofertas en los distintos comercios. Así se propagó la frase “camine, señora, camine”, pero ahora con sólo estar atentos a las publicidades vía internet que nos mandan los bancos o las tarjetas de crédito y hacerse socio de algunos clubes de compras podemos ahorrar mucho.

Es que muchas veces hay importantes promociones que, simplemente, se nos pasan por alto.

Todas las empresas de celulares tienen descuentos en distintos rubros, pero sobre todo en entretenimiento. Así, con sólo pedir un código podemos aprovechar el 2x1 en cines que ofrecen, descuentos en teatros, en parques de diversiones y hasta en calzado y ropa.

Lo mismo sucede con las empresas de televisión, tanto Supercanal como DirecTV ofrecen promociones para cines y restaurantes, pero son muy pocos los usuarios que las aprovechan.

¡No tires los mails!

Las tarjetas de crédito y los bancos emisores otorgan descuentos importantes en un sinfín de rubros y comercios. Nos bombardean la casilla de mail con las promociones del mes o de la semana pero ¿quién lee esos mensajes? Casi nadie, van derecho a la papelera y es como si estuvieramos tirando allí los billetes que podríamos ahorrarnos.

Lo mismo sucede cuando se consulta el Home Banking que en la página de inicio nos muestra las ofertas vigentes. Aún así, la mayoría de los usuarios va directo a ver el resumen de cuenta o peor... ¡El de la tarjeta!

Las acciones más utilizadas son las de descuento en supermercados. “Esto es porque al ser una promoción sostenida en el tiempo y previsible, la gente se organiza”, dijo al Post un analista de ventas de una cadena de supermercados, hablando de los descuentos que hacen las tarjetas de los distintos bancos cada mes.

También hay quienes aprovechan los plásticos que emiten las distintas cadenas y que tienen descuentos ya sea en el total de las compras o en algunos rubros de alto valor, aunque estas se usan menos porque los costos administrativos de esas tarjetas, si no se usan asiduamente, no vale la pena pagarlos.

Los diarios también ofrecen tarjetas con descuentos a sus lectores y, quienes compran el periódico al menos una vez a la semana, se enteran de todas las promociones que pueden aprovechar y que incluyen cines, restaurantes, ropa y descuentos de hasta 15% en supermercados.

Además, ofrecen promociones en rubros que no son muy frecuentes, como ópticas, muebles y baterías para auto. Es bueno aprovechar los descuentos en esas cosas que no compramos seguido.

La nafta aumenta y las promos también

YPF ofrece importantes beneficios para quienes se asocian a la tarjeta ServiClub. Los domingos hay descuento del 10% en naftas, pero también se pueden conseguir rebajas en distintos servicios para el auto.

Mientras que Shell tiene un convenio con la línea aérea Latam que les suma millas a los usuarios que cargan en sus estaciones. Bueno para viajeros frecuentes.

Comprar por internet

Otra de las maneras de ahorrar es aprovechando las ofertas que hacen las casas de electrodomésticos, exclusivas para la web. Si hay que comprar uno de esos artículos, conviene mucho más recorrer los sitios de las distintas casas que recorrerlas a pie. Claro que se paga con tarjeta y hay que retirarlo luego del local, pero generalmente hay ofertas interesantes.

Hay muchas formas de ahorrar en casi todas las compras, sólo hay que acostumbrarse a buscar y pasar del “camine, señora, camine” al “navegue”. La web nos ahorra los pasos.