Caso Prado: la Justicia tiene poco contra el sospechoso - Mendoza Post
Caso Prado: la Justicia tiene poco contra el sospechoso

Jonathan Morales fue detenido, nuevamente, como autor del crimen del médico. Sin embargo, todavía queda mucho por descubrir para llegar a la verdad.

Caso Prado: la Justicia tiene poco contra el sospechoso

Por: Mendoza PostMartes 16 Ene 2018

 La sorpresiva detención de Jonathan Morales (24), sospechoso por el asesinato del médico Sebastián Prado en 2013, fue presentado por el Ministerio de Seguridad como un logro.  El arresto se realizó luego de la declaración de Ezequiel Orozco, imputado en otro homicidio, quien involucró a Morales con el asesinato del galeno. Aunque esta dato le sirvió a la fiscal Claudia Ríos para detener y acusar a Morales, no le bastará para mantenerle la imputación y el encierro.

El asesino de Prado no le robó nada.

El 6 de septiembre de 2013, Prado fue asesinado de tres tiros en la puerta de su vivienda ubicada en Perú y López de Gomara de la Sexta Sección, mientras guardaba cosas de sus hijos en el baúl antes de asistir a un cumpleaños familiar.

Morales estuvo detenido cuatro días a finales de septiembre de ese año como uno de los sospechosos del crimen, luego de que dos testigos de identidad reservada declararan ante el fiscal especial Daniel Carniello, primer instructor en la causa.

La familia de Prado pide justicia desde 2013.

El sospechoso recuperó su libertad por las pocas pruebas en su contra y  sobre todo, gracias al testimonio de su jefe en el restó La Linda, ubicado en calle Colón de Ciudad. El comerciante declaró que el día del asesinato de Prado, Morales estuvo trabajando como cocinero.

En 2017 se cumplieron cuatro años del crimen del traumatólogo y aún la Justicia no puede determinar qué ocurrió en la Sexta Sección y quienes fueron los implicados.

Conexiones con otro crimen

El 5 de enero de este año fue asesinado el artista plástico José Federico Álvarez en su finca de Colonia Molina de Guaymallén. Ezequiel Orozco y Analía De Monte fueron imputados por la fiscal de Delitos Complejos, Claudia Ríos.

En la declaración de Orozco ante la fiscal, afirmó ser uno de los autores del crimen de Álvarez y relató cada paso, escenario y movimientos ese día. Todo lo que mencionó fue corroborado por la Justicia: la ubicación de un auto, que quisieron robarse unas heladeras, las lesiones que le hicieron a Álvarez y que sustrajeron una Tablet y un celular que fueron vendidos a $1.200.

Orozco y su mujer.

Esos $1.200 se dividieron en dos porque Orozco estuvo acompañado de Jonathan Morales. Y aquí las alarmas se prendieron en la Justicia por la vinculación con el caso Prado.

Orozco declaró que Morales lo había aconsejado antes de ir hacia la finca de Álvarez que si había que matarlo, no había que dudar, porque “matándolo no habla”. Al pasar, mencionó que el propio Morales había “sacado chapa” de que había “matado a un doctor” y la Justicia lo había liberado.

Ante esta situación, Morales fue detenido por el crimen de Álvarez y volvió a tomar protagonismo en el asesinato de Prado. Pero, ¿qué tiene la justicia y qué le falta en este caso?

La fiscal Claudia Ríos.

Las pruebas y las “no-pruebas”

La Justicia sólo tiene el testimonio de Orozco que lo involucra a Morales en la muerte de Prado, Además de la relación entre ellos por haber convivido en la misma zona y la veracidad de la declaración de Orozco en el caso Álvarez.

Además, el dueño de La Linda, Diego Becerra, afirmó que Morales trabajaba el día del asesinato del médico. Como publicó diario Los Andes el jueves el 26 de septiembre de 2013, en su edición impresa, Becerra detalló: “El negocio estaba abierto. Mientras atendíamos a los clientes, vimos por el noticiero la noticia del homicidio del médico. En ese momento estábamos comiendo unas papas revueltas que él nos había preparado”.

Qué espera la Justicia

Blanca Sotelo, madre de Prado, declaró que el día de la muerte de su hijo, La Linda estaba cerrado. Ante esto, van a constatar los informes Subsecretaría de Trabajo. Manejan la posibilidad de que el restó haya estado cerrado pero que hubiera existido una inspección y los empleados debían estar en el mismo.

La familia de Prado se mostró contenta con la detención de Morales, ya que creen que es el autor del crimen.

Una fuente de la investigación, dijo al Post que en 2013 “no encontramos huellas de Morales”. Además, hasta la actualidad, nunca se encontró el arma con la que mataron a Prado, ni hubo otras pruebas en contra de Morales.

Nunca se encontró el arma. 

¿Qué sucede si no hay nuevas pruebas y, además, Morales niega que le haya comentado lo del asesinato a Orozco, o que afirme que fue un chiste o utilice su garantía y no quiera declarar? Para la Justicia, esperan no hacer especulaciones al afirmar que “con lo que pasa se verá cómo se sigue”.

Lo más probable es que, sin pruebas, Morales quede desligado de la causa Prado, a pesar de que siga involucrado en el asesinato de Álvarez. 

Producción: Matías Sosa