Cómo prevenir la conjuntivitis en la época más contagiosa del año - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMartes 26 Dic 2017Martes, 26/12/17 atrás

 Todos los años cuando el calor se hace insoportable y las radiaciones solares se intensifican, los expertos alertan sobre la necesidad de cuidarse con cremas solares para prevenir los efectos del sol en la piel. Aunque, casi ninguno suele comentar los perjuicios que estos factores pueden traerle a los ojos.

Una de las enfermedades que más se contagia en esta época del año debido a estas circunstancias es la conjuntivitis.

¿Qué es y por qué se contagia?

Es la reacción inflamatoria de la conjuntiva, una membrana que recubre el interior de los párpados y que se extiende a la parte anterior del globo ocular. Generalmente, es producida por una infección (bacteria, virus u hongo) o por el contacto con alérgenos (polen, fármacos).

En verano hay más exposición al sol, más contacto con el agua de mar y piscinas, lugares en donde su contagio aumenta considerablemente. Es por ello que su prevención es vital para evitar contraer esta enfermedad.

La conjuntivitis afecta a personas de cualquier edad, con más incidencia en niños y pacientes con antecedentes de blefaritis, ojo seco y/o uso excesivo de lentes de contacto.

Síntomas

Enrojecimiento ocular, secreción acuosa o mucopurulenta que produce lagrimeo, dolor, fotofobia (sensibilidad a la luz), visión borrosa, sensación de pesadez en los ojos, edema palpebral y disminución de la agudeza visual cuando compromete la córnea.

Cuánto dura

La conjuntivitis dura entre 8 y 12 días, y es autolimitada, pero en algunos casos puede prolongarse hasta por tres semanas y progresar causando serias complicaciones oculares, aseguró el especialista, quien explicó que "para el tratamiento se suelen indicar antibióticos tópicos, frío local, lágrimas, y antiinflamatorios, según la situación de cada paciente".

Estar mucho tiempo al sol haría propenso el contagio. 

¿Cómo prevenir?

La médica oftalmóloga Betty Arteaga (MN 112149 / MP 332301), del servicio de Oftalmología del Hospital Italiano de Buenos Aires resaltó que "en verano los casos por infecciones virales de conjuntivitis aumentan hasta un 20% y cada dos o tres años se producen brotes que deberíamos prevenir desde la concientización y la higiene".

"Las altas temperaturas invitan a refrescarse pero el agua clorada de las piletas y el ambiente colmado de gente en la playa aumentan los riegos de contraer esta infección tan molesta -resaltó-. Por eso, cuidar la higiene del área ocular es una manera de prevenir".

En ese sentido, recomendó "evitar compartir las toallas y refregarse los ojos con las manos sucias, lavarse la cara con agua y jabón al salir de la pileta, usar lágrimas artificiales para mantener los ojos lubricados".

"El contagio de la infección se produce con facilidad por las secreciones de los ojos, la nariz y la boca de los afectados. Si las personas de su entorno tocan las mismas tazas, vasos, toallas o sábanas pueden contagiarse, o si los afectados nadan en una pileta, también aumentan las chances de contagiar a otros.

“Por ello es fundamental la educación del paciente con conjuntivitis, poniendo énfasis en la higiene de las manos: el lavado regular, el uso de alcohol en gel, antes y después de colocarse la medicación, así como el uso de toallas descartables".