Smirnoff fabricará el vodka en Mendoza - Mendoza Post
Por: Mendoza PostLunes 27 Nov 2017

 Smirnoff, la bebida blanca más vendida en el mundo, instalará su sexta planta productiva global en la Argentina, más precisamente, en Mendoza, pese a la futura suba de impuestos. 

El proyecto para elevar el impuesto interno a las bebidas destiladas de días atrás, que aumentaría del 20% al 29%, no desalentó a la británica Diageo, dueña de Smirnoff, a invertir $ 140 millones con su socio local en el proyecto, en un contexto de alto crecimiento del consumo de la bebida en el país y con la mira puesta también en exportación.

Diageo por estas horas construye una planta de procesamiento de líquidos en Godoy Cruz, junto a la fábrica que había levantado en 2016 con el Grupo Peñaflor (mayor holding vitivinícola del país), donde embotella el producto, con el vodka traído de Brasil.

"En 2016, invertimos junto a Peñaflor $100 millones en Godoy Cruz para construir la planta de embotellado para Smirnoff y los whiskies Vat 69 y White Horse, con líquidos importados a granel de Brasil, en el caso del vodka, y de Escocia, en los whiskies",  destacó Gonzalo Aguirre, gerente General de Diageo a El Cronista

"Ahora iniciamos la segunda etapa, con $40 millones adicionales, para comenzar en mayo a elaborar el producto íntegramente en el país", explicó Aguirre.

La decisión tiene sus razones: mientras el consumo explotó en la última década, con el auge de los tragos y la coctelería, y crece 20% por año desde 2014 (un 35% en 2016), Smirnoff capta el 50% del mercado de vodka local. 

 Por el alza de las ventas, la Argentina se ubica hoy como 10º consumidor de Smirnoff en el mundo.

Hasta ahora, el producto terminado o a granel ingresa al país con un 20% de arancel, salvo que el origen sea el Mercosur, con lo cual es 0%. El alcohol hasta ahora se importa de Brasil, con lo cual no fue ese costo el que pesó en la decisión. 

"No ahorramos en impuestos sino en la logística de traerlo de Brasil a Mendoza", explicó Aguirre. Así, la elaboración local le permite dos cosas: "Tener un costo competitivo para ampliar producción y poder a exportar a otros países del oeste de Sudamérica, ya que desde Mendoza se venderá a Chile y, por Valparaíso, a Ecuador, Colombia y Perú, entre otros", explicó.

En esa planta también se elabora la caña nacional Legui. Y evalúan la posibilidad de embotellar otros productos más, como gin o ron, bebidas que por ahora no cuentan con arancel diferencial entre importar el líquido o el producto terminado, como sí sucede en whisky. "Queremos ver si se avanza en ron y gin, porque se agregaría mano de obra local al embotellarlo en Mendoza", explicó.

Sobre el alza impositivo, Aguirre destacó que no frenará los planes, aunque sí alargará el período de repago de la inversión.