Post: Mendoza PostSábado 21 Mar 2015Sábado, 21/03/15 atrás

 Los pecados capitales de la lujuria y la gula encuentran su máxima expresión en lo que habitualmente llaman como food porn. 

El fenómeno consiste en mostrar comida, habitualmente de un alto contenido calórico, de una forma irresistible, tanto que incluso, según dicen, podría servir como sustituto del sexo , cuenta hipertextual.

Aunque parezca algo muy reciente, el término fue por primera vez mencionado por la feminista Rosalind Coward durante 1984 en su libro Deseo femenino, donde afirmaba que la comida con una adecuada presentación podía llegar incluso a ser un regalo para los demás, una forma de mostrar afecto a través acto servicial, algo que se reúne en la food porn, donde los alimentos son expresamente preparados para ser irresistibles. 

Pero además, el fenómeno también se encuentra potenciado por redes sociales como Instagram, que precisamente ha fomentado el acto rutinario de hacer fotos a la comida con la que diariamente nos alimentamos.

Calorías + buena foto = food porn.

El food porn no solo es para expertos. 

Las imágenes diseñadas también se fabrican.  

#FoodPorn para postear fotos como éstas.