Las claves de la violenta interna de ATE en Mendoza - Mendoza Post
Por: Mendoza PostJueves 19 Mar 2015

Lo que ocurrió ayer durante una asamblea ordinaria de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) sirve para comprender la feroz interna que atraviesa uno de los gremios más combativos de la provincia.

En el Club Libanés hubo momentos de tensión, amenazas de agresiones, impugnaciones y denuncias cruzadas entre los sectores liderados por Raquel Blas (Lista Naranja) y Carlos Simón (Lista Verde).

La versión de Blas

La histórica dirigente de ATE comentó que cuando la asamblea ya había comenzado, llegó al lugar una patota enviada por el intendente de Guaymallén, Luis Lobos, para "romper".

Desde su sector comentaron que se trata de una venganza por las reiteradas denuncias que realizaron contra Lobos

Según Blas, los incidentes comenzaron cuando la facción de Simón comprendió que era minoría en la asamblea.

La versión de Simón

Reconoció que hubo trabajadores que llegaron desde Guaymallén, pero negó que se trate de una patota sino que son empleados afiliados al gremio.

Carlos Simón cuenta con el apoyo del dirigente nacional Pablo Micheli

Según Simón, Blas metió a militantes del Partido Obrero y decidió comenzar la asamblea cuando aún se estaban acreditando unas 150 personas. Esa decisión provocó malestar entre los trabajadores, quienes pidieron impugnar la reunión.

¿Por qué pelean?

El 25 de junio están convocadas las elecciones de ATE para elegir consejos directivos nacionales, provinciales y seccionales. De acuerdo a la denuncia de Simón, Blas quiere controlar la Junta Electoral local ya que es candidata para ser secretaria general de ATE a nivel nacional.

Raquel Blas es candidata a secretaria General de Ate a nivel nacional

Justamente la elección de la Junta Electoral fue el detonante de los conflictos en la sede del Club Libanés.

¿Cómo sigue?

La resolución votada ayer por unanimidad es clara: "Lanzar la candidatura de Raquel Blas a Secretaria General de Ate–Nacional para la formación de una lista única de oposición antiburocrática que agrupe a la izquierda, al clasismo y a todos los sectores combativos que despiertan frente a la crisis de ATE y rompen con la lista Verde hacia la izquierda".

Sin embargo, desde el sector de Simón indicaron que la asamblea fue impugnada así que lo resuelto "no es legítimo", y que la junta que controlará la elección gremial se elegiría en Buenos Aires.