El Indec denuncia a un gremio por sabotaje - Mendoza Post
Por: Mendoza PostViernes 17 Mar 2017

 Los trabajadores del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) agrupados en la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) paralizaron este viernes las tareas en reclamo del "inmediato pago de las horas censales" y "la continuidad laboral de 31 empleados cuyos contratos vencen a fin de mes", informó en esta jornada el sindicato. Mientras el titular del organismo, Jorge Todesca, acusó a los delegados gremiales de hacer "un paro extorsivo" y de "boicotear" los servidores del organismo.

La UPCN Delegación General Ministerio de Hacienda y Finanzas decidió también "el estado de alerta y movilización" y advirtió que de no producirse soluciones continuará "el plan de lucha".

Más de 1.200 trabajadores firmaron un petitorio impulsado por el gremio en demanda de "la urgente solución de varios temas, como el pago de las horas censales y la continuidad de los empleados", informó el secretario de Prensa de la UPCN, Sebastián Martínez.

Jorge Todesca, director del Indec, denunció "sabotaje" por parte de los empleados.

Ver también: Video: el titular del Indec, a los gritos con empleados en huelga

El gremio felicitó a los trabajadores por "el histórico paro realizado este viernes de forma pacífica y en armonía", aseguró que "los problemas colectivos solo tienen soluciones colectivas" y rechazó el comunicado de Jorge Todesca, titular del organismo estadístico.

La Oficina de Prensa Institucional del INDEC acusó a la UPCN de haber convertido el paro en "una ocupación violenta" y explicó que "el reclamo del pago de horas por censos realizados hace más de diez años y sobre los cuales no se realiza ninguna tarea implica que no hay base legal para efectuar la erogación" demandada.

"El pago por ese concepto es un complemento significativo del ingreso, por lo que el INDEC gestiona que esas sumas se abonen a través de un concepto que le imprima legalidad. Ello es conocido por la representación sindical que, no obstante, insiste en reclamar que se paguen de forma inviable y sin contraprestación laboral. Además, lo que debía ser hoy un acto pacífico se tornó nuevamente en una demostración de violencia", argumentó el INDEC.

El jefe del Indec gritó a una empleada.

También acusó que "el sistema de control de acceso fue anulado de manera forzada; que se coartó la libertad de trabajo y que se continuó a lo largo de la jornada con actitudes intimidatorias. Se interrumpió el funcionamiento del sistema informático, lo que inhabilitó temporalmente el servicio web para usuarios externos".

"Se atenta así contra el normal desarrollo de las tareas que involucran la prestación del servicio público de estadísticas, en una actitud claramente extorsiva", concluyó el comunicado oficial.

Además, en su cuenta de twitter, Todesca acusó a los delegados gremiales de la UPCN de haber producido "actitudes intimidatorias" e impedir la libertad de trabajo; dijo que "se presentan como víctimas y son quienes dominaron el Instituto durante años y, ahora, se resisten a perder privilegios", y aseveró que "el paro extorsivo" afectó relevamientos en encuestas.

"El gremio tiene 100 delegados y el edificio del INDEC 10 pisos. Desconectaron el control de acceso y me impidieron hablar con el empleado para restablecerlo. Hicieron caer la página web y sabotearon servidores internos para procesar información", escribió Todesca.

La UPCN rechazó las acusaciones y explicó que "no podría haberse gestado una acción gremial tan exitosa en el clima descripto por Todesca"; ratificó su compromiso con "el diálogo" y aclaró que "la única motivación es la defensa de los derechos de los trabajadores, que se ven perjudicados en sus ingresos y sustento".

La UPCN, que a nivel nacional conduce el secretario adjunto de la CGT, Andrés Rodríguez, exigió "una fecha precisa de pago de las sumas adeudadas para devolver al personal la estabilidad económica arbitrariamente vulnerada" y reclamó otra vez "la conformación de una mesa de trabajo y de diálogo para solucionar temas gremiales".

En el Indec preparan la denuncia.