“Barkley Marathons” la carrera más extrema del mundo - Mendoza Post
Por: Mendoza PostViernes 17 Mar 2017

La historia de esta extrema y peligrosa maratón se remonta a 1977, cuando James Earl Ray, encarcelado en la penitenciaría de Brushy Mountain State por el homicidio de Martin Luther King, logró escapar del complejo y huir hacia el inhóspito parque de Frozen Head que rodeaba el entonces complejo penitenciario. Su aventura no duró mucho, fue recapturado a las 54 horas cuando sólo se había alejado 14 kilómetros.

La historia de la fuga de Ray despertó la imaginación del maratonista Gary Cantrell, quien desde hacía mucho tiempo quería crear la maratón más compleja y peligrosa y, para poder hacerlo, necesitaba de un terreno que presentara la suficiente dificultad para esto. Así, nació la “Barkley Marathon”.

El terreno donde se realiza la prueba es extremo

Una de las principales dificultades que presenta es la extensión, debido a que tiene una extensión de 161 kilómetros, los que deben ser cubiertos en un plazo máximo de 60 horas. Los 161 kilómetros que tiene la prueba consisten en 5 vueltas de 32 kilómetros cada una al parque Frozen Head, cada una de estas vueltas debe realizarse en un plazo máximo de 12 horas.

Al ser un terreno extremo, donde no existen senderos y se debe soportar la nieve, inundaciones y niebla, el tiempo es un factor que juega en contra de los competidores y el sueño es un lujo que no pueden permitirse, cada fondista descansa sólo unas horas durante todo el fin de semana en el que se realiza la competencia.

La carrera no tiene asistencia, sólo cuenta con dos puntos de hidratación y los competidores cuentan con una brújula y un mapa con los que deberán encontrar un total de 9 libros y extraer una página de cada uno, para demostrar que cumplieron con todos los puntos del recorrido.

Sólo cuarenta personas salen al bosque a competir y la forma de inscribirse a la competencia es muy peculiar: se debe enviar un correo electrónico al organizador y explicar por qué debería ser admitido, los que son aceptados reciben una respuesta con la fecha de la prueba, siempre a principios de abril. Cuando los competidores se encuentran en la “largada”, la carrera comienza cuando Gary Cantrell enciende un cigarrillo.