El juez Bonadio le concedió la excención de prisión a Florencia Kirchner - Mendoza Post
Por: Mendoza PostViernes 3 Mar 2017

La ex presidenta Cristina Fernández pidió este viernes la "exención de prisión" para su hija Florencia Kirchner en la causa "Los Sauces", argumentando que el juez federal Claudio Bonadio "intentará privarla de su libertad" y, tras el visto bueno fiscal, el magistrado se la concedió.

La propia ex mandataria anunció en la red social Twitter la presentación que efectuaron en la mañana de este viernes sus abogados, encabezados por Carlos Beraldi.

Tras la declaración de los imputados Romina Mercado -sobrina de la ex mandataria- y el detenido empresario Lázaro Báez, el fiscal Carlos Rívolo hizo lugar en tres párrafos al pedido, y el juez Bonadio lo aceptó a última hora, por lo que no habría riesgo para la joven de ser detenida, informaron fuentes judiciales.

Florencia y Máximo Kirchner están citados a indagatoria para el próximo lunes en la causa "Los Sauces", donde se investiga la existencia de una posible asociación ilícita.

"Según fuentes de información confiables, en las próximas horas se intentará privar a mi hija Florencia Kirchner de su libertad ambulatoria en la presente causa. Si bien no existe el más remoto justificativo legal que pudiera sostener tan descabellada decisión, no es menos cierto que las barbaridades jurídicas que se vienen cometiendo impiden descartar desatinos aún mayores. Las pruebas están a la vista", sostuvo la ex mandataria en el escrito.

Pese a que Florencia Kirchner es mayor de edad, su madre se presentó en el expediente para peticionar la exención de prisión "en representación" de ella.

"No voy a tolerar que mi familia sea sometida a semejantes vejámenes. Por tal motivo, ajustándome estrictamente a las reglas que establece la Constitución Nacional, los Pactos Internacionales en materia de Derechos Humanos y la reglamentación que de ellos efectúa el Código Procesal Penal de la Nación, requiero para mi hija Florencia Kirchner el otorgamiento de la exención de prisión", resume el escrito.

Además, Cristina Fernández sostuvo que "corresponde que la exención de prisión le sea otorgada bajo caución juratoria", es decir "bajo palabra".

"Debo advertir que, como otro capítulo más de la persecución judicial, todos los activos de Florencia Kirchner, y que fueran heredados, se encuentran embargados. Incluso, como una muestra más de abuso de poder, han embargado su salario, que como tal es de carácter alimentario, además de haberse decretado su inhibición general de bienes", recordó la ex presidenta.

"Por ende, de considerarse necesaria una caución real, los bienes que se encuentran bajo cautela judicial resultan harto suficientes para satisfacer tal imposición, por cierto totalmente injusta", abundó.

El escrito de la ex presidenta reproduce el tono crítico con que viene aludiendo a la situación judicial que atraviesan ella y su familia y allegados.

"La presente causa, iniciada ya hace casi un año por una nueva denuncia de la diputada (Margarita) Stolbizer quedó radicada, posiblemente a raíz de la manipulación del sistema informático de asignación de expedientes, ante este Juzgado Federal N° 11. Recientes estudios periciales llevados a cabo en otras actuaciones han acreditado de manera contundente cómo pueden resultar vulnerados tales sistemas informáticos, a cargo del Consejo de la Magistratura de la Nación, hoy controlados por los representantes del gobierno y de lo que denomino partido judicial", embistió la ex jefa de Estado.

Añadió que "el Poder Ejecutivo Nacional alimentó esta persecución a través de insólitos informes de 'inteligencia' practicados por la Unidad de Información Financiera, a cargo de un ex asesor legal del Fondo Monetario Internacional e integrada por un familiar directo del Presidente de la Nación".

"Y también -dijo- por ex ejecutivos del HSBC, entidad financiera que fuera denunciada durante mi gestión como Presidenta, en una acción conjunta con información sobre 4.000 cuentas no declaradas que le fuera suministrada a la AFIP por el Gobierno de Francia".

Cristina aseveró que "todo esto viene ocurriendo mientras los problemas de millones de argentinos se siguen agravando con motivo de las políticas emprendidas por el actual gobierno, situación que pretende ser ocultada y manipulada a través de la actuación coordinada de una alianza política, mediática y judicial".

"En el mismo sentido, la violencia del discurso de apertura de las Sesiones Ordinarias del Congreso de la Nación, por parte del Presidente de la República en el cual llegó a la situación inédita de referirse a un dirigente sindical, cuyos hijos han sido amenazados de muerte por la actividad gremial de su padre", añadió. La propia ex presidenta deberá declarar en indagatoria (como imputada) ante Bonadio el próximo 7 de marzo.