La triste historia de un árbitro de rugby homosexual - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMartes 7 Feb 2017

 Nigel Owens es uno de los árbitros más importantes del mundo del rugby. Dirigió la final entre Nueva Zelanda y Australia en en mundial de Rugby 2015. En una entrevista a un agencia de noticias, explicó lo difícil que le ha sido aceptarse tal cual es.

Owens, dijo que intentó suicidarse mezclando whisky con paracetamol, relató lo que llegó a exigir cuando no lograba asumir su preferencia sexual. “No quería ser gay, pedí a mi doctor que me castrara químicamente”, remarcó.

“Conseguir que aceptara lo que era me salvó la vida”, confesó el galés de 45 años, quien también atravesó una etapa de bulimia a causa de este dilema. Y sobre lo que aprendió, el juez que dirigió en los últimos tres mundiales, dijo que “si no estás contento con lo que eres, no te convertirás en la mejor versión de ti mismo ni destacarás en lo que haces. No apreciarás la vida”.

No quería ser gay, pedí a mi doctor que me castrara químicamente”.

El árbitro confesó en 2007 su orientación sexual que según reveló lo llevó a intentar suicidarse y sufrir bulimia.