Burlando representa a la joven golpeada por el anestesista que ayer declaró - Mendoza Post
Por: Mendoza PostJueves 2 Feb 2017

El lunes a la madrugada fue una noche de excesos y violencia en Palermo. Un anestesista, luego de consumir drogas y tener sexo, golpeó brutalmente a la joven con la que se habían conocido por Tinder.   

Fernando Burlando, abogado de la joven agredida por un anestesista en el Barrio Norte porteño, aseguró hoy que el hecho se trató de una "tentativa de homicidio" y que hay por lo menos otras dos chicas que fueron víctimas del médico.

"Todos diríamos que estamos ante un delito menor, pero si vamos a las pruebas, tenemos a una adolescente con fisuras y fracturas en algunos huesos de su cuerpo, por lo que esta calificación no se va a poder mantener mucho", dijo el letrado en alusión a que el hecho es investigado como lesiones.

Así está la joven:

En ese sentido, opinó que el caso debe estar en manos de la Justicia de instrucción en lo criminal y no a cargo de un juez correccional.
"Yo veo una agresión prácticamente similar a una tentativa de homicidio, acá la han querido matar. 

Estamos frente a un caso como (Carlos) Monzón-Alicia Muñiz, un cíclope y una hormiga", sostuvo Burlando, en alusión al crimen de la ex modelo y actriz por parte del fallecido boxeador, cometido en 1988 en Mar del Plata.

En declaraciones a la prensa, el abogado desacreditó la versión que indica que el anestesista Gerardo Ismael Biliris (27) golpeó a Marí­a Eugenia Belén Torres (21) en el marco de una convulsión que sufrió.

"Yo creo que controló sus golpes y hubo una cuestión intencional", indicó Burlando, para quien "lo único claro es que hay una nena brutalmente agredida sin ningún tipo de justificativo".

Gerardo, el médico acusado. 

Al respecto, consideró que "la droga, las redes sociales, que se hayan conocido antes o no, nada justifica agredir a una mujer" y remarcó que en este caso "hay una diferencia no sólo de madurez intelectual sino física" porque el imputado "parece un atleta".

Burlando afirmó que lo que surge de las fotos y la historia clínica es "una agresión física desmedida" y denunció que en el juzgado no tienen el informe médico de su clienta y por eso minimizan el caso.

Por otra parte, el letrado dijo que se contactó con una joven y con la familia de otra chica que le aseguraron que habían sido víctimas de abuso sexual por parte del anestesista, pero que ambas están "muy asustadas" y "tienen mucho miedo".

Belén Torres, la joven atacada.