Las fallas del auto según los colores del humo - Mendoza Post
Martes 31 Ene 2017

Según el tipo de humo que salga del caño de escape se puede averiguar qué es lo que está pasando dentro del motor y tomar las medidas necesarias para evitar cualquier problema. De acuerdo al color -blanco, negro o azul- que se emana, es factible dar con la parte del vehículo que necesita reparación.

El sitio CarThrottle lanzó un tutorial en el que con precisión al detalle revela el significado de las tres paletas de colores del humo de escape. También interioriza en la posible causa de la dificultad, explicando como la quema de aceite, una válvula o guía dañada, o un anillo de pistón defectuoso pueden ser algunas de las dificultades presentes que estén afectando al mecanismo del motor.

Humo blanco

Es normal en épocas invernales que salga un poco al encender el motor. Siempre que el humo sea espeso y se disperse rápidamente, no significa una preocupación. Se debe -en la mayoría de ocasiones- a la presencia de agua en el sistema de escape, ya sea por la condensación mientras el coche estuvo apagado durante la noche o, en el peor de los casos, porque se filtra desde el sistema del refrigeración: cuando el anticongelante entra en el cilindro se mezcla con el combustible, pudiendo dañar la junta de la culata o hasta producir una posible grieta en el bloque motor.

Humo negro

Aparece cuando los inyectores dejan pasar demasiado combustible, por lo que el exceso se convierte en humo que es desechado por el sistema de escape. Ocasionalmente esto puede significar algo grave, ya que los posibles motivos son a razón de una bujía defectuosa (que no está quemando suficiente combustible), un fallo en los inyectores o filtro de aire defectuoso. También la suciedad en el sistema.

Humo azul

Se presenta cuando el aceite de motor está entrando en la cámara de combustión. Esto puede deberse a que el sello de alguna válvula está roto y está dejando pasar aceite con cada revolución o, simplemente porque el motor esté gastado (normalmente, los segmentos del pistón), en cuyo caso el humo suele salir siempre, pero en mayor cantidad al acelerar. Una de sus consecuencias es la pérdida de potencia del motor. Si aparece, es conveniente revisar el nivel de aceite con asiduidad y reparar las piezas defectuosas (guía de las válvulas y anillos del pistón), publica Infobae.com