Cocinar a la plancha está de moda y es más sano - Mendoza Post
Sábado 3 Dic 2016Sábado, 03/12/16 atrás

¿Tenés una plancha de hierro y aún no sabes cómo utilizarla? Todo lo que nos gusta cocinar es fácil y posible con este gran recurso, sólo debemos conseguir los ingredientes y darnos el tiempo para deleitarnos con algo rico, ligero y saludable. Te proponemos 5 ideas para que experimentes esta nueva modalidad que está sumando muchos adeptos... ¿Vos, ya probaste?

#1 Carne estilo New Yorker

Podés usar lomo de ternera como garantía absoluta o el corte que prefieras. Primero, la carne debe estar templada, por lo que no la sacaremos en ese mismo momento de la heladera, sino que 40 minutos (aproximadamente) antes de la hora prevista de la comida, la dejaremos a temperatura ambiente. Lo segundo, calentaremos la plancha, unos 5 minutos antes de comenzar su preparación. Una vez caliente la plancha, cortaremos un trozo de la grasa de la carne o si es magra, un buen chorro de aceite de oliva. Enseguida, colocamos la pieza de carne sobre la plancha y dejamos que se marque unos 3 minutos por cada lado, hasta que se dore bien (sin pasarnos); en este proceso no habremos utilizado sal. Una vez la carne tenga este aspecto, la pasamos a la tabla y con un cuchillo bien afilado, la cortaremos transversalmente en cortes de aproximadamente medio centímetro. No te preocupes si al centro está crudo. Posteriormente, pondremos según los cortes a cocinar según el punto de cocción deseado. Luego, cada uno añade unos cristalitos de flor de sal, entrefina o la sal que tenga y unos toques de molinillo de pimienta negra recién molida. Podés acompañarla con la ensalada que más te guste o con una buena papas doradas con piel, ajos y romero fresco.

#2 Pollo marinado con Pisto de tomates secos

Necesitamos 1 pechuga de pollo grande hecha filetes, tomates secos, aceite de oliva virgen extra, ensalada para guarnición. Para la marinada: 2 cucharadas de salsa soja, 2 cucharadas de jugo de limón, 6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, un diente de ajo muy picado y un par de ramas de perejil picadas, sal y pimienta negra. Para el marinado, mezclamos los ingredientes en un bol y ponemos las pechugas dentro, dejando que se marinen durante al menos dos horas para que tomen el sabor de los ingredientes y algo del color de la salsa de soja. En el rato que están marinando, aprovechamos para hacer la pasta de tomates secos. Ponemos los tomates secos en la tabla y los cortamos en trozos. Los metemos en un bol añadimos un poco de sal y pimienta negra y un chorrito de vinagre y los cubrimos de aceite de oliva dejándolos durante 2 horas. Luego los trituramos bien y ya tenemos la salsa de tomates secos lista para untar en los filetes de pechuga. Ponemos la plancha a calentar y cuando humea doramos el pollo sacándolo de su marinada y dejando que se cocine tres minutos por cada lado. Servir con guarnición de ensalada de lechugas variadas y una salsera con el tomate seco para que cada cual lo use a su gusto y conveniencia.

#3 Mix de verduras, la opción Veggie

Las hortalizas de temporada resultan estupendas si se cocinan en la plancha. Quedan crujientes en el exterior y jugosas en la parte central y el dorado del hierro las hace más apetitosas. Probá con berenjenas, zucchini, zapallitos, tomates, pimientos de colores o incluso con cebollas. Te sorprenderá el resultado. El resto de las verduras como zanahorias, debés cortarlas en láminas finas para apurar la cocción, los espárragos rociados con mucho limón se llevan todos los laureles en esta primavera.

#4 Pescados, combinan con todo

Usá pescados blancos como lenguado, abadejo o merluza y si tenés más presupuesto optá por el salmón rosado; todos quedan en su punto justo tras pasar unos breves minutos al calor de la plancha. Se producen las reacciones en su superficie que se tuesta ligeramente en un proceso de caramelización. El pescado cocinado de esta manera queda crujiente en su exterior y muy jugoso por dentro y se potencian los sabores. Rocíalos con mucho jugo de limón, naranja y sal marina, pimienta negra y listo.

#5 Ananá dorado, para un postre top

Es sorprendente como se potencia el sabor de las frutas al pasar por la plancha. Tanto el ananá como otras frutas ricas en agua (y azúcar) ejemplo la sandia, se convierten en deliciosos dulces si los cocinamos unos minutos de cada lado. Probá en cocinar unas rodajas, finalízalas con miel y acompáñalas con nueces tostadas y helado de crema.