La ex de Nisman criticó la desmedida exposición mediática - Mendoza Post
Jueves 12 Feb 2015Jueves, 12/02/15 atrás

La jueza federal Sandra Arroyo Salgado, exmujer del fallecido Alberto Nisman, solicitó hoy "a todas las instituciones del Estado" y "a los medios de comunicación" un trato "ético, prudente y responsable" de la investigación sobre la muerte del fallecido fiscal, al aceptar la invitación de senadores de la oposición a un espacio convocado al mismo tiempo que en el Congreso se debate la nueva ley de Inteligencia. 

A su vez, Arroyo Salgado expresó que lamentaba que "esta invitación tenga lugar en un momento tan difícil" para ella y aseguró que concurría "sin ningún tipo de intencionalidad política".

Además, pidió evitar la "politización" de la investigación, la cual aún se encuentra en desarrollo, evaluó.

Casi al final de su discurso en la Cámara Alta, durante la audiencia que realiza la oposición por la muerte de Nisman, solicitó la presencia de un veedor internacional que repase el caso judicial por la muerte de su exmarido.

 Divididos por Nisman

El senado de la Nación, en el Congreso, esta tarde se encontraba dividido por la muerte de Alberto Nisman.

Mientras en el recinto de la Cámara Alta el oficialismo se prepara para aprobar el proyecto de CFK para la reforma de Inteligencia en el Salón Azul se realiza una audiencia pública por la muerte del fiscal.

Una de las principales oradoras es la ex de Nisman, Sandra Arroyo Salgado, quien en el inicio de su parlamento aclaró que "no concurro con ningún tipo de intencionalidad política".

También manifestó que " lo hizo porque cree que "la búsqueda de la verdad y la justicia constituyen una política de Estado".

"Creo que la búsqueda de la verdad y la justicia constituyen una política de Estado y el Congreso es el ámbito natural donde se generen proyectos para optimizar la tarea del Poder Judicial", señaló la magistrada al iniciar su discurso .

Arroyo Salgado agradeció además a los bloques del Frente para la Victoria y del Interbloque Federal por realizar un minuto de silencio en homenaje a Nisman al comenzar la sesión en el senado, y sostuvo que asistió a la convocatoria paralela "sin ningún tipo de intencionalidad política: no soy oficialista, no soy opositora".

Miguel Ángel Pichetto fue uno de los enérgicos en defender el proyecto de CFK.