Dramático relato: "El sacerdote nos manoseaba" - Mendoza Post
Post: Mendoza PostLunes 28 Nov 2016Lunes, 28/11/16 atrás

Se llama Néstor Mercau y, tras la revelación que hizo el POST sobre los curas pedófilos del Instituto Antonio Próvolo para Niños Sordos de Mendoza, se animó y contó su terrible experiencia durante sus años en ese establecimiento al que calificó como "un infierno".

Mercau declarará mañana en esta causa.

Mercau relató minuciosamente en un posteo público de Facebook los detalles de los atroces momentos que vivió como alumno, incluso golpes que le dejaron moretones y amenazas por parte de los religiosos. 

La parte más siniestra del relato detalla cómo los responsables del Próvolo encerraban a los chicos en un sótano "tres veces por día donde había arañas, ratas y palomas muertas".

Mercau es travesti y hace varios años vive en Villa Mercedes, San Luis. Sin embargo, al final del posteo aclara que su condición sexual no fue producto de los abusos a los que fue sometido de niño en el Instituto Próvolo.

Mañana llegará a la provincia para declarar en la causa en la que están imputados de abuso sexual y detenidos los sacerdotes Nicola Corradi ("El padre Nicolás"), otro sacerdote de 56 años llamado Horacio Corbacho, José Luis Ojeda, un joven ex almuno que trabajaba en la institución y recibía órdenes para cometer los abusos y Jorge Bordón -un administrativo que solía vestirse de cura y ocasionalmente hacía tareas de monaguillo en las misas-. 

Corbacho, uno de los curas detenidos.


El relato completo de la víctima:

"Yo también fui abusada por esa escuela Instituto Antonio Próvolo (escuela católica para sordos e hipoacúsicos). He visto maltratos a mis compañeros, también me golpearon hasta dejarme con moretones en las piernas. 

Nunca dije nada por que me amenazaban con que si abría la boca me iban a expulsar a mi y a mi hermana cosa que no quería dejar de estudiar.

Tiempo largo dije basta, debo decirle a mis padres que un "sacerdote" me manoseaba cada vez que me iba a descansar. Sentía miedo no sabia que hacer tenia ganas de llorar y salir corriendo a pedir ayuda.

Mercau calificó al instituto como "un infierno".

Nos encerraban en un sótano como 3 veces unas 3 horas era muy horrible donde hay palomas muertas ratas arañas y hacia mucho frío. No aguantábamos mas con mis compañeros, nos metían en sótano por portarnos mal eramos muy niños inocentes como todos los niños.

Sufrí mucho en esa escuela y sufrimos mas de 2 años, era como ir al infierno y nos maltrataban, obligaban a los niños a comer todo cuando uno se llena y no quiere mas. Era muy horrible y creía que era la única que fui manoseada por un "sacerdote" pero no me confundí no solamente yo, mas de 5 niños y niñas fueron manoseados también y las monjas golpeaban a los niños.

Por eso motivo estoy en contra de esa religión católica, están en contra de los homosexuales y son ellos mismo siendo curas los violan los manosea los golpean, nos arruino nuestra infancia. Hoy digo al fin los metieron presos pero falta una persona en cual me manoseaba, ya lo voy a lograr a hacer la denuncia y esperamos que cierren este horrible escuela católica".

Ver: Detuvieron a un administrativo que se vestía de cura