Luego de la reforma trunca, Macri replantea su vínculo con las provincias - Mendoza Post
Post: Mendoza PostDomingo 27 Nov 2016Domingo, 27/11/16 atrás

El contexto es el revés que sufrió el gobierno de Mauricio Macri esta semana, cuando no logró imponer la reforma electoral.

Ello llevó al presidente de la Nación a replantearse sus vínculos con los gobernadores del Frente para la Victoria (FpV) que vetaron los cambios que incluían la Boleta Única Electrónica (BUE).

"No cambiará por esto la relación con los gobernadores. Las obras se harán porque son necesarias para la gente. Macri privilegia el federalismo sin la chequera y el látigo como hacía el kirchnerismo", dijo a diario La Nación un allegado al ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

Gildo Insfrán fue el que más boicoteó la reforma

Sin embargo, otras fuentes de la Casa Rosada aseguraron al mismo matutino que, sin alterar la relación institucional, el vínculo político podría replantearse: “Macri preparará una pelea electoral en favor de la BUE y los gobernadores que hicieron caer el proyecto podrían perder el trato amistoso con el que los pretendió seducir desde su asunción en diciembre”.

En ese marco, Macri intentaría vincular a los detractores de la BUE a la mala imagen de la ex presidenta Cristina Kirchner en las encuestas.

El primero es Gildo Insfrán, de Formosa. Varios de sus pares recibieron su llamado de teléfono para que no asistieran hace dos semanas a Olivos a sacarse la foto con el Presidente con la que apoyaron la reforma. Fue el que más la boicoteó.

“Pero hay más blancos. Los mandatarios de La Pampa, Carlos Verna, y de Catamarca, Lucía Corpacci, le juraron a Frigerio el mismo jueves último el apoyo a la BUE y luego en el Senado militaron en contra. Hay sensación de traición. Y la santacruceña Alicia Kirchner era la más previsible: responde a su cuñada Cristina Kirchner. Nada nuevo”, culmina La Nación.

En el gobierno ven la mano de Cristina Kirchner detrás del revés sufrido esta semana