Arrestaron a un periodista mendocino denunciado por violencia de género - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMiércoles 26 Oct 2016Miércoles, 26/10/16 atrás

El periodista Mauricio Runno fue arrestado este miércoles en Godoy Cruz tras ser denunciado por una mujer, con quien tendría un vínculo sentimental.

La denuncia fue realizada por la víctima, según confirmaron fuentes judiciales en la Oficina Fiscal N° 3, del citado departamento.

Runno actualmente trabaja para MDZ y anteriormente se desempeñó como columnista en Mendoza Post. También ejerció la profesión en Diario Uno.

Según las fuentes consultadas, la denunciante no tendría lesiones y la acusación estaría vinculada a amenazas y violencia verbal. Las mismas se habrían originado cuando el periodista se presentó en la casa de su ex y en medio de una discusión comenzó a amenazarla. 

Esto fue escuchado por un testigo casual y llamó a la Policía. Tras esa situacuión, Mauricio Runno se retiró y la mujer llamó, también, al 911.

Enviaron un móvil a buscarlo y dieron con el periodista a pocas cuadras de la casa de la denunciante. Fue llevado a la sede judicial donde le imputaron el delito de amenazas.

Pasadas la medianoche, Runno fue puesto en libertad y  recien al otro dia se libró una restricción de acercamiento hacia la denunciante.

Mauricio Runno en una de las fotos de MDZ.

La ex pareja del periodista, dialogó en el programa "Te digo lo que pienso" (de lunes a viernes de 6:50 a 9 por La Red Mendoza 94.1) y allí amplió los hechos.

La mujer contó que el día miércoles, cerca de las 15.30, el periodista Mauricio Runo fue a su domicilio en actitud "violenta". Ella había dejado de atender las llamadas del periodista, después de haber tenido una discusión telefónica. Roxana bajó a atender los timbrazos y se encontró "con una persona totalmente fuera de sí". Según ella, de no haber sido por una reja que tiene tras la puerta principal, la situación habría sido otra.

Según el relato, el periodista, frenado por la reja, comenzó a insultarla y arrojarle algunas cosas que había llevado. Fue gracias a un vecino de la mujer, que llamo al 911, que la Policía se enteró de lo que estaba sucediendo y pudo detener al agresor a pocas cuadras.