La peor Vendimia: Chile superó a la Argentina como productor de vinos - Mendoza Post
Por: Mendoza PostLunes 24 Oct 2016

En 56 años la Argentina no vio una Vendimia tan hostil. Las contingencias climáticas afectaron gran cantidad de hectáreas en todo el territorio nacional que logró que nuestro país se ubique en el puesto 9º de productores vitivinícolas, cuando siempre ocupó el 5º.

Chile superó a la Argentina a pesar de haber producido menos que el año pasado.

Así, no solo nos superan las grandes potencias que históricamente se han ubicado por encima de nosotros como Italia, Francia, España y Estados Unidos, sino que Australia, China, Chile y Sudáfrica están produciendo más vino que la Argentina.

Según explicó la coordinadora Técnica de Bodegas de Argentina, Laura Alturria, la baja en la producción se debe a la pérdida de materia prima: "Las vides fueron afectadas sobre todo por la abundantes lluvias durante la época de cosecha, en febrero y marzo, lo que ocasionó grandes pérdidas de uvas por enfermedades y podredumbres. Las uvas no se llegaban a secar, había mucha humedad, lo que las predispuso a los hongos".

Los productores siguen atentos a las posibles heladas de noviembre.

Como consecuencia, la cosecha fue de 8,8 millones de hectolitros (hl.), un 35% menor a la de 2015, año que con 13,4 millones ya estaba por debajo de los niveles habituales, de poco más de 15 millones. En quintales de uva, la producción promedia 26,6 millones, pero este año fue de apenas 19,8 millones, según informó el diario El Cronista.

Este año, la fuerte baja llevó a que incluso Chile superara a la Argentina como productor, pese a registrar una cosecha un 21% menor a 2015, también por el clima. "Al estar del otro lado de la Cordillera, el clima es diferente. Pero también tuvieron muchas lluvias en verano, lo que llevó a que perdieran producción", explicó Alturria.

No faltará vino porque el país venía de años de abundante stock.

De todos modos, este año no habría escasez de vino. En principio, porque la Argentina venía de años de abundante stock, que ayudan a compensar la baja producción. Pero también porque caen un 8,25% el consumo local, por la pérdida de poder adquisitivo, y un 5,3% las exportaciones hasta agosto, según los últimos datos del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV).