El lío que tiene Sports Illustrated por incluir modelo de talle grande en bikini - Mendoza Post
Por: Mendoza PostSábado 7 Feb 2015

El 2014 fue el año de las revoluciones en los estereotipos de belleza, más especialmente dando lugar a las modelos de tallas grandes. Las principales firmas de moda apostaron por las revolucionarias mujeres que se animan a mostrarse sin problemas.

La tendencia de modelos XL se consolidará este año y Sports Illustrated es el ejemplo de ello.

La publicación masculina publicará por primera vez las fotografías de una modelo curvilínea de talla XL y lo hará ni más ni menos que para su especial de trajes de baño.

Hasta ahí todo bien, pero hay un pequeño detalle que se está llevando las críticas a una jugada que parecía admirable.

Es que con 27 años, la estadounidense Ashley Graham será la encargada de llevar las curvas voluptuosas a la conocida revista de hombres. La joven protagonizará una campaña publicitaria del interior del magazine que, bajo el título 'Traje de baños para todas'.


La bella Ashley Graham.  

Es decir: si Graham sale en este especial baño, es porque la marca ha pagado a la revista para que aparezca. La primera vez que la publicación logra reconocimiento por incluir a mujeres con curvas, lo hizo cobrando por ello. 

Con su aparición en Sports Illustrated, Graham pretende hacer un llamamiento a todas las mujeres y recordarles que todas las curvas son bellas. Además, la participación de esta modelo XL en esta revista marca un antes y un después en la concepción masculina de los cánones de belleza.

Ésta es una de las publicaciones referentes para la mayoría de hombres, que esperan encontrar en ella el ideal de mujer perfecta. La inclusión de Ashley en el elenco de ideales femeninos supone un avance en el concepo del "cuerpo perfecto", pero esta vez, solo de manera publicitaria.

De la revista también participará Robin Lawley, la supermodelo a la cual no le gustan las dietas y que fue escogida por Sports Illustrated como una de las novatas del especial de trajes baño.

Robyn Lawley, a pesar de su silueta es considerada talla grande.


  El tema es que esta "supermodelo de tallas grandes" tiene una etiqueta bastante polémica, si tenemos en cuenta que esta australiana de veintipocos años ostenta una talla 12, es decir un 44 en Argentina. 


Finalmente, la portada la ocupa una modelo bastante lejos de una talla regular.