¿Por qué no acusaron de femicidio a los tres asesinos de Janet? - Mendoza Post
Miércoles 28 Sep 2016
porAna Montes de Oca
Periodista

Este septiembre, Mendoza pasó a ser la provincia con más femicidios del país, con tres mujeres muertas en tres días en casos de violencia de género.

Sin embargo, en uno de ellos, en el que ya hay imputados y se conoce casi a ciencia cierta cómo fue la mecánica del asesinato, los fiscales decidieron imputar bajo el cargo de Homicidio Agravado y no como Femicidio. 

Se trata del asesinato de Janet Zapata. A ella, según fuentes judiciales, su pareja conviviente la mandó a matar a través de un sicario que le consiguió un amigo. Los tres (pareja, sicario y amigo que hizo el contacto) están presos. Damián Minati, la pareja, por el cargo de femicidio y los otros dos por homicidio agravado. Esto a pesar de que, según la ley 26485 de Violencia de Género, deberían estar imputados como partícipes necesarios de femicidio. 

Tres sospechosos mal imputados 

Femicidio no es homicidio agravado

¿Cuál es la diferencia? Que no aplicar la Ley de Violencia de Género le da más garantías al imputado. 

"La ley 26485 concede derechos y garantías para los familiares de las víctimas, en vez de para los imputados. Esta ley habla de delitos y de cómo deben ser abordqados, no de figuras penales simplemente", explicó al Post Carolina Jacky, abogada especialista en temas de género. 

"Al no poner la figura de feminismo, estamos privando a la familia de la víctima de poder gozar de los derechos y garantías previstos en esta ley, por ejemplo: derecho a litigar sin gasto, derecho a reclamarle al Estado que le brinde un patrocinio jurídico especializado y gratuito son algunos de ellos", aclaró Jacky. 

La madre y la hermana de Janet, horas antes de que apareciera el cuerpo

Sin embargo, la ley también "traslada"a los familiares de la víctima algunas garantías que en otras figuras penales son para el acusado.

"La duda a favor del reo en la ley de violencia de genero no tiene lugar. Es decir, no podés invocar la duda razonable para salvar al victimario. Además, el testimonio de la mujer se debe tomar como doble", detalló la abogada. 

Otro de los puntos que introdujo la ley y que no se toma en cuenta es que, como la violencia de género es un delito "a puerts cerradas", antes de que existiera esta ley era practicamente imposible aportar pruebas para demostrarlo. "la Ley modificó eso y en casos de violencia de género se mueve por indicios, es decirl, si hubo denuncia previa, si hay testimonios de vecinos que dicen que escucharon gritos, si hay consultas médicas, todos esos son indicios que demuestran, aunque no prueban, la violencia de ´genero". 

Finalmente, el otro punto de inflexión reside en la presunción de inocencia. La Constitución establece que cualquier persona es inocente hasta que se demuestra lo contrario, pero en el caso de violencia de género y de femicidio, esto se revierte y el acusado debe demostrar su inocencia. 

"Es importante destacar que Argentina firmó tratados internacionales de violencia de género que suscribió nuestro país que tienen rango constitucional, es decir que no pueden alegar que van contra la Constitución", dijo Jacky.

"Si vos caratulas una causa como homicidio agravado y no femicidio le das al victimario una ventaja y es una gran ventaja".