Uruguay pide su captura y Vandenbroele se refugia en Mendoza - Mendoza Post
Post: Mendoza PostLunes 2 Feb 2015Lunes, 02/02/15 atrás

En las últimas horas, la justicia uruguaya ordenó la detención del presunto testaferro del vicepresidente Amado Boudou, Alejandro Vandenbroele, por su reiterada negativa a presentarse en Montevideo a defenderse de las sospechas por lavado de activos que lo rodean en ese país, según confirmaron fuentes judiciales de ese país a diario La Nación.

La orden de detención se sumó al pedido de extradición que dispuso el juez penal en Crimen Organizado Néstor Valetti. 

Lo ordenó luego de que Vandenbroele faltara dos veces a las citaciones indagatorias en las que debía explicar una transferencia desde Uruguay con la que financió a The Old Fund y tomó el control de la ex Ciccone Calcográfica.

En la actualidad, si Vandenbroele ingresara a territorio uruguayo como otros miles de turistas argentinos durante la temporada de verano quedaría detenido en el acto.

La Justicia sospecha que Vandenbroele actuó como testaferro de Boudou

Según La Nación, el único rostro visible de The Old Fund optó por refugiarse en Mendoza, donde cumple con el régimen de visitas de la hija menor de edad que tuvo con su ex mujer Laura Muñoz.

El mismo matutino recuerda en su edición de hoy que Vandenbroele sobrellevó contratiempos públicos durante los últimos meses, “el último, en una plaza de Mendoza, donde afrontó las recriminaciones de quienes lo reconocieron”.

En Uruguay, Valetti y el fiscal Juan Bautista Gómez pretenden que explique el origen de los US$ 620.000 que la sociedad Dusbel SA transfirió en bonos y desde Montevideo a una cuenta bancaria de The Old Fund en la Argentina. El 2 de febrero del año pasado Vandenbroele faltó a la primera cita judicial. 

A Vandenbroele lo espera un año complicado a nivel judicial 

Planteó que el juez en lo Comercial Javier Cosentino había decretado su prohibición de salir de la Argentina hasta el 5 de mayo al decretar, otra vez, la quiebra de la ex Ciccone. Casi siete meses después, el 28 de agosto, el ex abogado monotributista faltó por segunda vez a su indagatoria en Montevideo. Su defensor, Germán Soria, dijo que Vandenbroele estaba "dispuesto a colaborar con la justicia uruguaya", pero pidió declarar en un tribunal argentino.