Los peligros de la vigorexia y la adicción al ejercicio - Mendoza Post
Por: Agencia NALunes 26 Ene 2015

 La vigorexia es una alteración de la imagen corporal –y también un trastorno obsesivo compulsivo (TOC)- por la cual las personas se creen más débiles y delgados de lo que son, razón suficiente para dedicar gran cantidad de tiempo al ejercicio, entorpeciendo o dejando de lado la vida social, laboral, académica e inclusive la familiar y de la pareja.

La adicción al ejercicio surge, entonces, porque la persona percibe incorrectamente su propia imagen, y pretende alcanzar "el" objetivo: tener una masa muscular mayor que la que se posee.

La licenciada Antonella María Colombo, profesora en Kinesiología, especialista en Kinesiología Deportiva y miembro del staff de Kinesiología del Hospital Universitario Austral aseguró: 

"En la sociedad actual los patrones conductuales se extienden rápidamente en todos los estratos sociales".

La vigorexia afecta a todos los estratos sociales

"Entre estos cambios aparecen las denominadas ‘adicciones sin droga’. Se trata de actividades aparentemente inocuas que el individuo realiza de manera repetitiva, produciendo la satisfacción de lograr un objetivo y una gran sensación de control. 

Así, para muchos, el cuerpo se ha convertido en el referente más importante de la propia identidad", explicó Colombo.

Habitualmente, la vigorexia se presenta en hombres de entre 18 y 35 años que además padecen otras conductas desadaptativas como la alimentación inadecuada y el consumo de fármacos peligrosos, como los anabólicos esteroides.