Las tres claves que dio el cerrajero de Nisman - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMiércoles 21 Ene 2015

El cerrajero del edificio Le Parc de Puerto Madero donde vivía el fiscal Alberto Nisman declaró hoy que la puerta de servicio del departamento del edificio Le Parc del barrio Puerto Madero en que fue encontrado muerto el fiscal de la causa AMIA,no estaba cerrada con llave y que la abrió fácilmente, lo que marca una clara contradicción con la versión oficial.

"La puerta de servicio estaba con la llave puesta (del lado de adentro) y tenía sólo el pestillo", explicó el técnico que se identificó sólo por su nombre, Walter. 

En el comunicado que el Ministerio de Seguridad de la Nación envió en la madrugada del lunes a los medios, decía que esa puerta estaba cerrada por dentro, lo que hubiese dado una certeza respecto de que nadie podría haber salido del departamento. La declaración del cerrajero cambia ese escenario. Por esa puerta, dijo el especialista, cualquiera pudo entrar o salir.

Y detalló que "el pestillo se abre con un alambrecito, le pedí la llave a la madre, hice el movimiento, giró la manija y la abrí".

En el siguiente video se puede ver la declaración completa del cerrajero:

Estas son las tres afirmaciones más importantes del cerrajero ante los periodistas, luego de declarar ante la fiscal Viviana Fein.

1. La puerta de servicio

El cerrajero indicó que la puerta de servicio no estaba cerrada con llave, lo que contradice la versión oficial y agrega una nueva duda a la causa. “Hubiera tenido que agujerear la puerta" explicó, si hubiese tenido llave. "Tardé un segundo, me llevó más tiempo guardar las cosas, habré estado diez minutos en total", sostuvo el técnico y confió que en ningún momento ingresó al piso sino que siempre permaneció en el palier acompañado de "un bombero".

2. ¿Pudieron entrar o salir por esa puerta?

Un periodista le preguntó al cerrajero Walter si alguien pudo entrar o salir por esa puerta que él habvía abierto con alambrecito y sin llave, y el hombre contestó “eso imaginenlo ustedes” contestó, dejando la respuesta abierta. "A esa puerta lo pudo haber abierto cualquiera. Tardé dos minutos, corrí el pestillo y se abrió", describió Walter, quien agregó que la madre de Nisman fue la que le pagó el servicio y, tras unos diez minutos que dedicó a recoger sus herramientas, tomó un taxi y se fue a su casa.

3. Berni no estaba

“No había nadie” contestó cuando le preguntaron quiénes estaban cuando llegó con la madre de Nisman. También contó que a él lo llamó la seguridad del edificio. No pudo identificar quién le pidió, entre los custodios, abrir la puerta de servicio.