El momento más difícil de Marina Calabró después de las fotos íntimas - Mendoza Post
El momento más difícil de Marina Calabró después de las fotos íntimas

Exclusivo.

El momento más difícil de Marina Calabró después de las fotos íntimas

Sábado 7 Nov 2015
porRodrigo Lussich
Espectáculos

Aunque Matías Alé fue el tema predominante de la semana, una mujer le robó el centro de atención en el comentario de todos: ellos y ellas hablaron por igual. 

Los hombres, en general impactados y llenos de halagos, los más cachondos pasándose imágenes en los chats de Watsapp. Ellas, con algún comentario en tono de sorna y hasta de alguna envidia sana o no. Pero nadie dejó de hablar esta semana de Marina Calabró.

Las imágenes viralizadas de su desnudo completo en una producción casera que se difundió en la web fueron parte del temario general en oficinas, celulares y hasta en la mesa familiar. Nadie dudó en elogiarla y hasta sorprenderse. Sin embargo fue una semana durísima para la panelista de Intrusos.

Cuando aparecieron las fotos se desató una crisis personal en la vida de la periodista. 

Esas imágenes fueron sacadas hace pocos años, pero en otra realidad de su vida. Hoy Marina comparte sus días con un ejecutivo de América, el canal donde trabaja. Martín Albrecht es gerente comercial de la emisora y hace poco fue fotografiado en vacaciones por Europa junto a ella. En la revista Paparazzi apareció una foto de la que todo el mundo habló, acerca de sus atributos en un pantalón demasiado ajustado.

Sin embargo, ahora todos hablan de ella. La viralización en las redes sociales de sus fotos "prohibidas" hizo que la noticia sea imparable, y más allá de que el miércoles la periodista aclaró a que "son de hace tres años y no tenían un destinatario", ayer se hizo referencia al tema en Intrusos.

Al inicio del programa, Jorge Rial, su conductor, le buscó una vuelta humorística para abordar el tema junto a su panelista, visiblemente nerviosa.

Como de costumbre, el conductor se paró frente a la cámara para hacer un resumen de los tópicos que desarrollaría durante la tarde, hasta que bromeó: "Tiene frío Marina". De inmediato se tapó la boca con sus manos en señal de mantener silencio y remató: "Oíme, Marina, tenemos 500 chistes para hacerte, los tenemos todos guardados".

Sin desairar a Rial, Calabró marcó su límite: "No es momento todavía". Entonces, muy solidaria con su compañera, Tamara Pettinato exclamó: "Todavía no está lista. No está preparada". Jocoso, Jorge lanzó un contundente piropo hacia Calabró: "Igual, te digo algo. Estás bárbara".

A pesar de mostrarse fuerte en cámara, Marina Calabró vivió una semana durísima, en crisis con su pareja por la aparición de las imágenes, tratando de saber quién las hizo correr por la web, y entendiendo la opinión ajena favorable pero siempre cuestionadora, pensando en su familia y en su apellido, en el nombre de su padre y en la contradicción de su trabajo público y su rol privado.