Detienen a un gurú que aseguraba ser la reencarnación de Jesús en Rusia - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMiércoles 23 Sep 2020Miércoles, 23/09/20 atrás

Las autoridades rusas organizaron una operación especial para arrestar al líder de una secta que desde hace 30 años dirigía un culto en Siberia.

El hombre es un gurú llamado Sergei Torop, conocido por sus seguidores como Vissarion, y antes de dedicarse a la "espiritualidad" y afirmar ser la reencarnación de Jesús, era un agente de tránsito soviético.

Los medios relataron que en el operativo también fueron arrestados dos de sus ayudantes. Uno de ellos era su mano derecha, Vadim Redkin, un exbaterista de una banda de niños de la era soviética, y Vladimir Vedernikov. Además, el despliegue involucró tropas enmascaradas, policías y agentes del servicio de seguridad federal de Rusia.

"No soy Dios. Y es un error ver a Jesús como Dios. Pero yo soy la palabra viva de Dios el padre. Todo lo que Dios quiere decir, lo dice a través de mí ", expresaba hace unos años Torop.

Sergei Torop dirigía una secta desde hace 30 años.

Ver además: Líder de una secta religiosa fue condenado a 24 años por violación

"Jesús de Siberia"

Vissarion había reunido a sus miles de fieles en una zona aislada de Siberia para hacer una especie de Arca de Noé para salvar a la humanidad de un cataclismo que el hombre está provocando y desde hacía tres décadas presidía los destinos de miles de discípulos que lo consideraban la reencarnación de Jesucristo.

El culto fue denominado "Iglesia del Último Testamento".

El culto se instaló en 1991 en una aldea construida en el bosque, por los fieles, en el distrito de Kurgan, en la región siberiana de Krasnoyarsk y fue denominado "Iglesia del Último Testamento".

Pese a este contexto, los miembros del culto, que serían alrededor de unas 4000 personas, no vivían completamente aislados del mundo, si no que brindaban entrevistas a la prensa y relataban públicamente sus deseos de vivir en comunión con la naturaleza, rechazando en particular la carne, el alcohol y el tabaco.

Los fieles se instalaron en 1991 en una aldea en el bosque.

Los cargos en su contra

Se lo acusa de extorsionar y apropiarse del dinero de sus discípulos.

Las autoridades acusan al gurú de haber utilizado la secta para extorsionar y apropiarse del dinero de sus discípulos. Asimismo, entre los cargos se encuentran el haber ejercido "violencias psicológicas" sobre ellos, causando "daños graves a la salud".

Ver además:  "Hágase tu voluntad", el infierno que una joven vivió en una secta de Perú