Francia retiró condecoración al represor Cavallo por pedido de Argentina - Mendoza Post
Post: Mendoza PostSábado 12 Sep 2020 7 días atrás

 El gobierno de Francia notificó hoy a la Cancillería argentina la decisión de retirarle la Orden Nacional del Mérito que ese país le había otorgado el 27 de junio de 1985 al represor Ricardo Cavallo, cuando éste se desempeñaba como agregado naval en la representación diplomática argentina en París, informó el Palacio San Martín.

Por pedido del gobierno argentino, la Cancillería recibió la notificación que el presidente francés Emmanuel Macron y el Primer Ministro, Edouard Philippe, firmaron el decreto por el cual retiran la condecoración otorgada al ex oficial de la Marina que estuvo involucrado en los llamados "vuelos de la muerte" y en los asesinatos de las religiosas francesas Alice Domon y Leonie Renee Duquet, entre otros crímenes que se perpetraron bajo el amparo de la Escuela de Suboficiales de Mecánica de la Armada (ESMA).

La anulación de la distinción al represor, condenado por la justicia argentina a cadena perpetua por múltiples crímenes de lesa humanidad y los vuelos de la muerte, constituía un reclamo de las organizaciones de derechos humanos, y en especial de los sobrevivientes del centro clandestino de detención de la ESMA, que el presidente Alberto Fernández se comprometió a transmitirle al Gobierno francés en la visita oficial que hizo en febrero en París.

La gestión estuvo a cargo del canciller Felipe Solá durante una reunión de trabajo con su colega francés, Jean-Yves Le Drian, en febrero último, detalló el Palacio San Martín en un comunicado.

Allí, el Ministro de Asuntos Exteriores se comprometió a seguir el tema dentro de su Gobierno, y coincidió con Solá en la necesidad de cerrar un episodio que "contradice la tradición de valores democráticos y respeto a los Derechos Humanos".

La ministra de Justicia y Derechos Humanos, Marcela Losardo, fue otra de las funcionarias que trasladó al gobierno galo el pedido de los sobrevivientes de la ESMA, durante un encuentro que mantuvo con su par francesa, Nicole Belloubet, en el marco de aquella visita oficial de Alberto Fernández a Francia.

"La Cancillería argentina, en nombre del pueblo y el gobierno de nuestro país, desea expresar su agradecimiento al gobierno de Emanuel Macron y al ministro Le Drian por la pronta respuesta a un pedido de las víctimas del terrorismo de Estado", sostuvo el comunicado.

El canciller Felipe Solá utilizó la red social Twitter, para trasmitir el agradecimiento de la Casa Rosada a la administración de Macron y ratificar el compromiso del gobierno argentino y del presidente Alberto Frnández de "seguir construyendo memoria, verdad y justicia".

Ricardo Cavallo, alias Sérpico o Marcelo, fue un oficial de la Marina, integrante del Grupo de Tareas 3.3.2 de la Escuela de Mecánica de la Armada entre 1976 y 1979.

Estaba asignado en el sector de "Inteligencia" y fue el responsable del secuestro, tortura, violación, reducción a la servidumbre, y asesinato de miles de víctimas.

Cavallo estuvo involucrado en los llamados "vuelos de la muerte" y en los asesinatos de las religiosas francesas Alice Domon y Leonie Renee Duquet, entre otros crímenes que se perpetraron bajo el amparo de la ESMA.

Al final de la última dictadura cívico militar, Cavallo recibió un traslado a Francia, donde se lo "premió" con un puesto diplomático en ese país "en reconocimiento a los servicios prestados", afirman los sobrevivientes.

En 1989, el represor se radicó en México y con nombre de Miguel Ángel Cavallo ocupó la dirección del Registro Nacional de Vehículos. Once años después, su verdadera identidad quedó al descubierto por una publicación periodística y terminó extraditado a España, donde el juez Baltasar Garzón lo requería por los delitos de "genocidio y terrorismo de Estado".

Mientras esperaba juicio en Madrid, en Argentina fueron anuladas en 2003 las leyes de impunidad y fue trasladado a Buenos Aires para ser juzgado.

Actualmente, se encuentra en prisión pagando dos condenas a cadena perpetua, una recibida en 2011 por múltiples crímenes en la ESMA y otra en 2017 en un juicio por los llamados "vuelos de la muerte".